18
Sat, Aug

El pueblo del Istmo es valiente. En la época del general Díaz su contingente al ejercito era decisivo. Nadie se dejó asustar en Tehuantepec por los rumores adversos. Me recibió la multitud en la estación; me llevó a la plaza para el mitin de costumbre. Por la noche, y en la mañana siguiente, hablé con todas las personas de influencia en el lugar.

Comenta Miguel Covarrubias: “Díaz contaba en el Istmo con valiosos aliados (1859) … Juana Cata Romero, una belleza famosa de Tehuantepec, que visitaba las barracas para jugar a los dados con los soldados. Se convirtió en la mejor amiga de Díaz, en su aliada y líder de su servicio de inteligencia. Díaz conoció de ella el movimiento del enemigo; mientras acampaba en la sierra próxima a Guiengola, Juana Cata encendió una hoguera para indicarle el momento oportuno que debiera atacar”.

El primero de diciembre venidero cumple el Lic. Rodolfo Brena torres dos años como Gobernador de Oaxaca. Hasta ahora nada ha hecho en beneficio de los pueblos de los exdistritos de Tehuantepec y Juchitán, a pesar de que el Istmo es el que más aporta a la Tesorería del Estado. Los cincuenta y cuarenta mil pesos que diò, respectivamente, como ayuda para pavimentación de una calle de Tehuantepec y otra de Juchitán, son una miseria en comparación con las enormes cantidades de dinero que se reúnen en las cinco recaudaciones y las dos colecturías que existen en el Istmo. Y esa miseria es todo lo que el Gobernador ha dejado en nuestra región.

Una señorita es la que desempeña en los arrabales, la comisión de obsequio y con gran distinción regala flores naturales o artificiales a los jóvenes que bailan. Ellos las ostentan orgullosamente en el sombrero. Más tarde, la misma señorita les reparte confeti. Unos lo reciben en las manos y otros en el sombrero, pero todos los riegan en su cabeza para ponerse después el sombrero y no se descubre al bailar.