27
Thu, Jul

Nació en la Heroica Ciudad de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca. Comenzó sus estudios de percusión a los ocho años bajo la guía de su padre Roque Robles Cabrera; a los once años estudió piano y marimba con Juan Antonio Toledo Camarillo y el profesor Pablo Ruiz Ruiz, integrándose en este periodo a las agrupaciones regionales "La Marimba Orquesta Istmeña de Güero Meño" y "La Banda Regional del Istmo de Carlos Robles N".

Es el camino que nos lleva a la laguna, aquí en Cheguigo Norte, atravesando el canal. Hace ya muchos años es el camino de los campesinos y sus carretas. En época de cosecha de sandía, melón, elote, calabaza - a la que se atribuye hoy de dar salud al hombre que la consume; en el Istmo todavía se prepara el " caldo de calabacita" con carne de cerdo-; tomate, redes de mazorca y en diciembre las carretas repletas de costales de ajonjolí. Éstas cuando transportaban sandía o melón los vecinos del callejón pedían una sandía o un melón al campesino. Y éste ya traía apartado un montoncito para regalar o compartir, que en sí es la gran virtud del gran ser humano de compartir el producto de su cosecha.

Piel Oscura - Guidiladi Yaase (Editorial El Zanate, 2017), es un libro de cuentos eróticos escrito por el monclovense Astor Ledezma, a quien conocí en Monterrey en el verano del 2015 durante los días de una beca literaria auspiciada por el ISSSTE.

Juchitán de Zaragoza, Oaxaca. Si tuviera que describir a Sabino López Aquino, tendría que conjugar la fuerza del agua, viento, aire, flores y aromas, pero además el misticismo y la magia misma de nahuales, serpientes y peces voladores entrarían con fuerza en la explicación interminable de sus obras.

Una pequeña historia que puede servir de referencia para los que se convencen que nacieron para dañar al prójimo y, que en la profundidad de sus almas malditas, no conciben la posibilidad de que, la conciencia y el todopoderoso más temprano que tarde los llamarán a la rendición de cuentas.

Julio César es el soldado que extiende el dominio político y territorial de Roma, anexa a Francia, Bélgica, Holanda al dominio del poder de Roma. De ahí que se diga que lleva su campaña militar hasta Britania y Germania. Como ser humano Julio César es la persona dotada de una gran simpatía, sencillez y de un gran sentido del humor. Así cuentan aquella vez de joven en un viaje que realizó por mar, fue cautivo de los piratas. Y éstos terminaron jugando con él juegos de azar y él bromeando con ellos en forma chusca su situación de prisionero; y finalmente lo dejaron libre.

Los días de mayo pasaban secos, y en el campo, las lagunas disminuían sus aguas. San Vicente retenía la lluvia en el cielo y el sol ataba la sed en las gargantas. Un día, el más caluroso, y después de largo paseo por el bosque, un burro joven bajó a la laguna cercana para beber agua fresca. Cuando el líquido agradable mojaba apenas sus belfos, oyó un gemido que rompía el silencio de aquel sitio escondido. A su lado, y a unos cuantos pasos, se retorcía en el lodo un lagarto, con el peso de una gran piedra en la cabeza. El dolor y la desesperación le arrancaban gemidos.

Sabía, él sabía perfectamente que esa era la hora del baño de la mujer; después de haber levantado los trastos de la mesa, luego del desayuno y de lavar los utensilios, enseguidita de terminar el barrido del patio, de recoger las hojas del almendro, que en noviembre caen por docenas y tapizan el patio de tierra en casa de la tía Wilbia, al poniente del pueblo, allá por donde se miran solo unas cuantas construcciones en proceso, paredes pelonas sin acabado, escombro, arena regada, cagazón de perros, caminadero sin fin de marranos que parecieran extraviados pero que al primer grito de la patrona –cuuuchi, cuuchi- regresan encarrerados para trompear en la canoa llena con el desperdicio, sobras de la comida, maíz gorgojiento, tortillas duras.