02
Thu, Apr

Las batallas del desierto

Articulos
Typography

Es el título del libro que terminé de leer ayer, narra la vida que transcurre en una colonia de la CDMX, a fines de los años 40; es decir al terminar el periodo del gobierno que encabezó Cárdenas

- que fue el primero de 6 años; y construyó Los Pinos- . Fue en 1938 en marzo que se nacionalizó el Petróleo, la multitud salió a la calle para vitorear al presidente por este hecho. Lombardo Toledano al lado del presidente en el balcón del palacio nacional, leyendo la iniciativa de ley de dicha expropiación. Lombardo entonces era Secretario General de la famosa CTM, y Fidel Velázquez secretario de organización. Son nombres famosos, Fidel daría _pinochetazo, a Lombardo y se quedaría al frente de dicha central obrera hasta su muerte. Le sucedería Rodríguez Alcaine como secretario general de la poderosa CTM- confederación de trabajadores de México-; es de la Güera Rodríguez de quien se cuenta una anécdota: aquella que al salir temprano como siempre de su casa: su esposa le comenta que se quedó sin sirvienta porque se embarazó, y él le responde: es su pedo...; entonces la sra. revira y le dice, necesito otra que me ayude: es tu pedo; enfrentándolo de sopetón le dice: ella dice que tú la embarazaste; entonces, responde él: es mi pedo.

Después de Cárdenas le sucede en el gobierno de México, el Gral. Ávila Camacho. Y al terminar su periodo en 1946; llegará un civil para ocupar la presidencia: Lic. Miguel Alemán, egresado de la UNAM, joven, simpático y pícaro como todo veracruzano, de modo que se le llamó el cachorro de la revolución. Fue este régimen tan corrupto, donde todo era robadera; las empresas gringas llegaron repartiendo dólares, para tener permiso y fundar sus empresas en México: Refri Mabe, General Eléctric, queso Kraft; los carros: Ford, Packard, Cadillac, Chrysler, Pontiac, Dodge, Plymouth...Coca Cola, pan Bimbo, embutidos como jamón, tocino, y así los sándwiches tostados en aparatos de General Eléctric. Este régimen de Miguel Alemán se le llamó Alí Babá y sus 40 ladrones. De ahí pa'l real el mundo de corrupción que se adueñó del gobierno en todos sus niveles. Amigos, casi no tenemos registros de nuestras ciudades. Por ejemplo en Juchitán, aquella casa ubicada en la calle Dr. Robles - al lado de la escuela Juchitán-; que fue el primer palacio municipal, donde se tomó la decisión de enfrentar a los franceses en aquel 5 de septiembre de 1866, siendo jefe político Máximo Pineda y sus seguidores: Marcos Matus, Pedro Gallegos, Cosme Damián, Albino López Lena, Anastasio Castillo - Tachu Xháada-, Albino Jiménez...Cuando fui niño pasaba debajo de esta casa histórica, su piso era de cemento, y un señor de cabello blanco ahí atendía una papelería, creo que se llamaba Ta Sergio. En fin, no hay pues registros de un pasado en nuestras comunidades. Con el tiempo cuando ya la casa mencionada es propiedad del Ing. Julio César Castillejos, al visitarlo, me mostró el sótano amplio y bien hecho donde se llevaron a cabo las reuniones históricas inherentes al 5 de septiembre de 1866. Lástima! Que la casa original fue demolida.
Es así como termina la obra de José Emilio Pacheco, lamentando que el gobierno todo lo derriba y no deja rastro de un pasado histórico, como temiendo ser criticado por su pasado lleno de corruptela.
Por fortuna con este gobierno de AMLO, vientos nuevos circulan sobre el territorio mexicano, para bien de todos! Amigos, feliz día. ¡Cuídense del frío. Suerte!