06
Mon, Apr

Obsesión

Articulos
Typography

Es una canción del compositor puertorriqueño Pedro Flores que en 1935, la compuso cuando vivía en NY EU, ¡la verdad! Es que por medio de la radio alcanzó una difusión continental; en Juchitán en 1945 ya se oía aquí, algunos paisanos, paisanas ya la tarareaban:


Por alto está el cielo en el mundo
Por hondo que sea el mar profundo
No habrá una barrera en el mundo que mi amor profundo no rompa por ti.
La radiodifusora XEW, desde la calle del Ayuntamiento de la CDMX, inició su transmisión el 18 de septiembre de 1930, las 8 de la noche: la voz de la América latina; la Ciudad se reunía temprano, la familia reunida escuchaba la radio; el padre obrero, empleado, profesionista llegaba a casa saliendo del trabajo trayendo una bolsa de pan recién hecho, para compartir con su familia. Y el radio en una mesa, repisa, cubierto por un mantelito, era el objeto principal de la casa.
Amor es el pan de la vida
Amor es la copa divina
Amor es un algo sin nombre que obsesiona al hombre por una mujer.
En 1947 mi madre pasó en frente de la puerta del palacio municipal de Juchitán- inaugurado en 1883 por Pancho León siendo jefe político-; un ciego apoyado contra el arco, cantaba Obsesión:
Yo estoy obsesionado contigo y el mundo es testigo de mi frenesí.
La XEW se oía con más claridad por las noches. Sus ondas atravesando el aire llegaban a los hogares istmeños. Había radionovelas, pelea de box, la hora Azul de Agustín Lara, cuyas canciones llevaban de frente, sin tapujos ni eufemismo el otro amor, al de la Casa Chica, y el hombre acostado en la sala de su casa, fuma mientras revive los recuerdos de su amor venturero. Aquel amor de cabaret, el idilio humano con su bella secretaria:
Vende caro tu amor aventurera, da el precio del dolor a tu pasado, aquel que de tu boca la miel quiera: que pague con brillantes tu pecado...
La radio lleva comerciales: anuncia embutidos, jamón, mantequilla Kraft, carros Ford, cigarros Delicados, Azul extra con filtro, y refrescos y panes Bimbo.
Obsesión significa según el diccionario: perturbación anímica producida por una idea fija o recurrente que condiciona una determinada actitud.
Por más que se oponga el destino, serás para mí, para mí...
La radio es muy atractiva, a mí me gusta escuchar radio. Cuando fui joven la X E K Z, tenía un programa al anochecer: Serenata de la provincia; ahí se dedicaba canciones a la chica que nos robaba el aliento o parejas de novios que se juraban amor eterno. Las canciones eran: tú eres mi destino; sin ti, amor perdido; también de Pedro Flores- esta última cuando la relación no pintaba bien o había infidelidad e indiferencia.-. Amigos, espero haberles hecho pasar un rato ameno con este tema, sólo que no dejo de recordar ese gran hombre del micrófono Mariano Martínez que fue locutor de Radio Teca; para él mi reconocimiento y recuerdo. Gracias. Buen día amigos.