01
Thu, Oct

San Agustin

Articulos
Typography

Época de Pandemia

El 28 de agosto es día de San Agustín; este Santo murió un día como ayer en Hipona en el año 430 d.C, esto es en la costa de Argelia, que entonces formaba parte del imperio romano donde él era obispo.


San Agustín es un Santo querido, fue escritor, lingüista, filosofo, en una palabra. Una de sus obras que arroja abundantes luces al cerebro de quien lo lee es, “Confesiones”. En un libro llamado “La historia de la Filosofía del Lenguaje”, autor; Mauricio Beuchot; editorial F.CE; es una biblia sobre la historia del habla que conviene leer con detenimiento - lo vi que el maestro Arrigo Coen leerlo con fruición y me llegó a decir: “este es el libro que me hubiera gustado escribir”.
En ese libro es nombrado San Agustín que al poner o dar nombre a las cosas u objetos hay que mostrarlo. También en ese libro habla sobre nuestro Santo Patrón San Vicente Ferrer que fue un gran orador, llegó hablar un auditorio de 7 mil personas y todas atentas de escucharlo. La frase famosa de San Agustín es: “Ama y haz lo que quieras”.
Qué difícil es amar, sólo que si amas entonces haz lo que quieras de él o de ella. Siempre y cuando si lo amas. Al hijo, a la hija fórmalos con disciplina, con rigor témplalos porque la vida no es un paseo sobre un lecho de rosas. La vida es difícil. Sólo que el inicio o partida fundamentado es sobre el amor. Me acuerdo ahorita de mi prima Cibeles Henestrosa; en su casa a la hora de comer su hijo Andrés se quejaba de la incomodidad de la corbata; por qué no ir vestido común como de diario, a esa reunión y sin corbata. Entonces ella le dice: “No se trata de comodidad, se trata que hay normas que cumplir en la vida cotidiana”. Y se tiene el sacrificio de hacer. ¡En cambio, hoy los padres se conforman en proveer todo! A los hijos sin ninguna disciplina, de ahí el caos, el desorden social lo que se llama la entropía social y los desmanes de la cotidiana vida.
Amigos no dejo de recordar a don Agustín Moreno, sacerdote michoacano que cuando su madre doña Margarita Contreras muere, él oficia la misa de cuerpo presente. Qué tarea tan difícil; y qué honor guardar el temple con estoicismo ante un evento familiar de sumo sentimiento.
Él fue después rector del seminario de Morelia; ahí siendo ecónomo murió con la asistencia de las monjas; que una de ellas tenía la encomienda de hablar el Obispo, comunicarle pronto que el padre Agustín ha fallecido. Así fue que el Obispo llegó a esa hora de la madrugada y pidió estar a solas con el padre Agustín. Esto me lo contó mi hija Angélica con todo el detalle que hubiera valido la pena narrar aquí con esa chispa de Gely para contar las cosas.
Amigos, ayer fue el cumpleaños de mi primo hermano Agustín Rosalino Saynes Sánchez. ¡Felicidades! Mi hermano. ¡Y a ustedes mis amigos cuídense!