12
Tue, Dec

Trabajo sin esperanza

Articulos
Typography

Esta expresión nulifica el espíritu de vida, pareciera que no incluye La Libertad, o con ésta por sí sola no tuviera valor, como un estímulo de vida. Como si nada valiera la pena, en estas circunstancias en las que el país vive. Con los servicios de baja calidad que el gobierno ofrece. Empezando con el bajo y ridículo Salario que los trabajadores perciben en México.

Que no les da la esperanza de mejora de vida, de aspirar a servir mejor, a prepararse para forjar un país fuerte, nuestro: Prometedor de un futuro mejor para todos. La energía en las palabras se van perdiendo, como la Fe de alguien que creyera en el Dios de su religión y ésta se fuera perdiendo. Hemos entrado a un hoyo, donde no podemos salir, por más que lo intentamos.

Hemos perdido la brújula en un mar tumultuoso en donde nuestra embarcación navega sin timonel, sin Capitán y no nos queda de otra. A este punto hemos llegado: Sólo malas noticias, robos, saqueos del país; los políticos envueltos en su cinismo y en su ignorancia. Llegaron al poder los más ignorantes; y se quedaron a la orilla, rezagados los que tenían brillo, los que tenían el don de la palabra. Fueron avasallados por los ineptos y ahora vemos y estamos a punto de naufragar.

El trabajo sin esperanza, fuera como: Aunque tuvieras trabajo, éste no es suficiente. Sobre todo si tú trabajas para Aurrerá, algún Banco, Coppel, o una de ésas pequeñas empresas que prestan dinero. No creo que tú abrigues un futuro prometedor: No hay pues, esperanza de un futuro prometedor. Ya no hay Plazas de Base, sólo contrataciones, por Honorarios o en un caso peor: Subcontratado. Donde hoy te presentas en aquella empresa y mañana ya veremos en cuál otra. Sin derecho al Seguro Social, ha vacaciones, aguinaldo.
Está Pelón! Este momento que vivimos. Época de crisis, de miseria. De falta de esperanza.
Una canción que cantaba Celio González, el gran cantante cubano, una de las clásicas de la época del Bolero: “Amor sin esperanza, ése es el mío, malhaya! Sea mi suerte con su amor...Dónde vives? Dónde has ido, dónde fuiste a jugar con este amor!”