21
Mon, Aug

El Pensamiento

Articulos
Typography

Guenda r'iiní iquee- pensar-; xii kaníi i'kuu- en qué piensas?-. Este acto de pensar se nos da a todos, no importa que seamos sordos, mudo, tullido, ciego; ignorante, culto, analfabeta, huraño, ermitaño; amable, agresivo, cordial, cortés, sociable. No importa condición social: rico, pobre, miserable, generoso, avaro. En raza: blanco, negro, mulato, coprizo, rubio. Sin importar estatura, gordo o flaco...Todos pensamos, a todos nos da la acción de pensar. Ahora el hecho de juzgar si pensamos bien o no! Este hecho nos saca del tema de pensar. Que no es objeto de este comentario. “Pienso luego existo"- decía Descartes-. Y de ahí ergo sum: por lo tanto soy yo. El límite del pensamiento, dónde termina? o inicia? La verdad que al observarme me cacho que no dejo de pensar.

La actividad cerebral no tiene límites. Natural es que el pensamiento tiene que ver con las palabras y según la cantidad y diversidad de éstas definen la calidad del pensamiento. Porque pensar tonterías también se da en mí. De ahí que los grandes pensadores: Galileo, Erastóstenes, Euclides, Sófocles, Platón, Parménides, Aristóteles, Demócrito- acuña el concepto del átomo-, Newton, Max Planch, Freud... La humanidad y la ciencia, se desarrolla por sus pensamientos. Y en lo más antiguo " el pensar el ser","el pensar la muerte", "el pensar a Dios"...Los procesos cerebrales no paran, no queda la cabeza quieta, no se despeja de pensamientos. Aún cuando estamos durmiendo. Y al despertar súbitamente nuestro primer pensamiento.
Sólo el hombre existe, me dijo un día el maestro Arrigo Coen, porque sólo él puede reflexionar sobre su existencia: "por eso no es correcto decir, la pared existe, el puente, la casa existe, un árbol...No existen!. Aunque estén ahí; ahí están, pero no existen. Sólo el hombre existe, existió en tal época, vive en ésta. Sólo él existe porque sólo él reflexiona sobre su existencia". Mi existencia conlleva a una multitud de pensamientos y procuro no perderme en ellos. Les pongo límites, los espanto con la mano como si fueran moscas o mariposas. Y les digo: déjenme! Y sólo logro pasar a otros pensamientos, imágenes, recuerdos...A veces me llega la tristeza, la melancolía y por el libro que terminé de leer ayer- Diez razones para la tristeza del pensamiento-. Hallo ahí que esa nostalgia o pesadumbre viene desde que la madre Eva y el padre Adán fueron expulsados del paraíso. Mira pues,... Como el mundo es un todo. Nada me debe ser ajeno, como dijera Terencio " Soy hombre, y nada de lo humano me es ajeno."
Mi pensamiento al dormir, al despertar. Mientras se oye una melodía, conforme pasan las nubes, cuando nos topamos con alguien. Lo que un día se me dijo, viví, leí, escuché ensanchó mi pensamiento. Por eso vale la pena platicar, tener amigos, reírnos. Salir, como dijera el maestro Andrés Henestrosa: " para que la gente nos vea y nosotros veamos a la gente."
Termino pues con este tema del pensamiento, platicándoles cómo pude disminuir un poco esta acción de pensar; fue cuando leí la frase de Dante: "cabeza que hierve en pensamientos, termina sin saber qué hacer, ni quién es." Claro! Que me ayudó de sobremanera las palabras de Sófocles: "no hay mañana hasta que este día termine."... Carpe Diem: Cosecha el día.