12
Tue, Dec

Capitán Felipe López Lena*

Articulos
Typography

 

1830-1882 (Héroe de la Batalla del 5 de Septiembre de Juchitán)

 

Nació en Juchitán por el año 1830, se distinguió por su valentía entre los guerrilleros del Distrito de Juchitán, fue partidario del Plan de Ayutla del general Juan N. Álvarez que derrumbó al gobierno de Antonio López de Santa Ana.

En 1855 Felipe tuvo el privilegio de recibir en su casa de Juchitán al Lic. Don Benito Juárez, quien procedente del exilio de Estados Unidos de América y Cuba desembarcó en Coatzacoalcos y cruzó el Istmo.
Durante la estancia de Juárez en el lugar se enteró de la grave situación política y militar que imperaba en la región y después de un descanso salió hacia el embarcadero de La Ventosa, en el Golfo de Tehuantepec acompañado de Felipe y algunas personas de confianza que hicieron el desplazamiento a caballo.
Juárez se embarcó en La Ventosa y se hizo a la mar con destino al puerto de Acapulco donde se incorporó a las fuerzas liberales del general Álvarez.
Como principal subalterno del Tte. Coronel Pedro Gallegos, cabecilla de una numerosa guerrilla de juchitecos, Felipe era entonces bien conocido del entonces capitán Porfirio Díaz, gobernador y comandante militar del Departamento de Tehuantepec a cuyas órdenes operaba desde 1858. En este año libraron el combate de Las Jícaras, el 13 de abril, con pocas fuerzas, alcanzando una espléndida victoria sobre tropas enemigas, tres veces más numerosas que dejaron en el campo muchos heridos y muertos, entre los que se contaba el coronel Conchado, el más importante de los jefes reaccionarios.

Este triunfo permitió al capitán Díaz dominar la situación, no sólo porque ya no se atrevían los “Patricios” tehuanos a atacarlo, sino porque tomó enérgica iniciativa: aumentar sus fuerzas con gente de Juchitán y San Blas para enseñarles a vencer a un enemigo superior en número y en recursos.

5 DE MAYO
Durante la intervención francesa, el Batallón Independencia de Juchitán al mando de Pedro Gallegos, en el que se encontraba Felipe, formaba parte de la brigada del general Porfirio Díaz, que taponó el paso de los invasores en el Fortín-Orizaba, ubicado en las montañas del Estado de Veracruz así como también en las Cumbres de Acultzingo.

En la batalla de Puebla, el 5 de mayo de 1862, el Batallón Independencia defendió el sector de La Ladrillera con las demás corporaciones de Oaxaca, a las órdenes del ya general Porfirio Díaz, cupo la gloria al Teniente Coronel Gallegos con 100 soldados juchitecos, entre los que se encontraba Felipe lanzarse por órdenes de Díaz con las unidades oaxaqueñas en persecución de los franceses; escribiendo, una vez más, con letras de oro una de las páginas más gloriosas de la historia de México.

5 DE SEPTIEMBRE

Como premio a su bizarría Felipe fue ascendido a capitán y trasladado al Batallón “Zaragoza”, de nueva creación, con matriz en Juchitán. Estando en este lugar en el año de 1866 fue nombrado representante del pueblo para formar parte de la comisión de juchitecos que conferenció con los “notables” de Tehuantepec, que trataban sobre la rendición de los juchitecos, a nombre del Visitador Imperial Juan Pablo Franco.
Las autoridades y el pueblo contestaron con rotundas negativas y la comisión de Tehuantepec se retiró.
Por órdenes del Jefe Político, Don Máximo Pineda, Felipe los escoltó con una guerrilla de voluntarios hasta Guiigu’ Cahui, sobre el camino: Ixtaltepec – Cerro de Los Amates cerca de Tlacotepec, donde unió sus fuerzas a las del coronel Benigno Cartas con sus blaseños y ya juntos tuvieron el primer choque con los imperialistas, retirándose después hacia Ixtaltepec para reforzar la línea de resistencia establecida por el capitán Anastasio Castillo, sobre el río a la altura de dicho poblado.

POR SAN VICENTE FERRER
En 1872, Felipe formó parte de la columna de juchitecos y tehuantepecanos que se lanzaron en persecución del coronel Félix Díaz quien había ofendido al pueblo juchiteco al bajar, arrastrar y quemar la imagen de San Vicente Ferrer. Esta osadía costó la vida a Félix Díaz.

Felipe ganó todos sus grados por méritos en campaña, hasta llegar a coronel comandante de batallón.
Este valiente defensor de la patria y del pueblo juchiteco falleció en 1882 y fue sepultado en el atrio de la iglesia de la Exaltación en la ciudad de Juchitán, Oaxaca.

Su domicilio estuvo en la calle 5 de Mayo casi esquina con av. Morelos.
*Tomado de las redes sociales/Anónimo