22
Wed, Nov

Los pozos indicadores de temblor

Articulos
Typography

En Juchitán muchas personas conservan todavía sus pozos. Cuando llegó el agua potable - agua de tubo - como también le llaman. Muchas personas taparon sus pozos. Los llenaron de basura y si hubiere escombro pues ahí lo vaciaban en el pozo. Hoy observo el pozo de la casa que su agua se pone turbia si hay réplica o de plano temblor como al de ayer en la mañana. Lo sucio del agua nos da el grado de intensidad del temblor.

Ya se imaginarán lo sucio del agua los días 8 y 9 de septiembre pasado. Lo mismo han dicho de los ojos de agua de Laollaga, Chihuitán, Tlacotepec en los primeros días después del terremoto. Estos Ojos de Agua están en lugares muy bellos, arbolados y en días normales, antes del terremoto su agua cristalina. Son muy concurridos. En uno de ellos como al de Tlacotepec ahí se puede acampar y quedarse a dormir. Disfrutar de la luna, los luceros que traspasan el espacio de lo tupido de las hojas de los árboles gigantes que rodean El Ojo, bajo un techo de cielo azul estrellado que el agua clara refleja en silencio. Sin más! Un paraíso.
Aquí en el Istmo en los tiempos prehispánicos, tuvimos un rey llamado Cosijoeza (1450-1502). En zapoteco cosijo es rayo; gueeza = es cigarro. De modo que algunos lo traducen: adormecedor como el cigarro y otros como: tormenta de puñales de jade...Era un gran conversador y buen político. Sus antepasados de Zaachila. Cuentan que llegó a pedir la mano de su esposa Coyolcatzin, a su Señor padre Ahuítzol. Y éste vio lo conveniente de esta unión, de modo que se concretó el enlace matrimonial. Ella en andas adornadas de ramos de Guiee Xoó'ba como dicen los tehuanos - Guiee Xúuba para nosotros los Tecos -, en hombros de guerreros zapotecas y aztecas, así llegó al Istmo. La blanca Coyolcatzin llegó adorar a su esposo Cosijoeza. Tuvieron como primogénito a Cosijopi - veloz como el rayo -, único rey en el Istmo; su reinado duró poco. Ya que Cortés el español desembarcó en Veracruz el 21 de Julio de 1519. Y terminó venciendo a Cuauhtémoc el 13 de agosto de 1521; de esta manera concluye La Conquista de México. En otro tiempo los aztecas habían establecido en 1486 un destacamento militar al lugar que llamaron Huayacac que en náhuatl significa lugar de huajes. Éste lugar los españoles en 1524 llamarían Oaxaca, siendo los primeros soldados españoles en llegar aquí:
Hernando de Badajoz y Francisco Cedeño, originarios de La Antequera, España, situada al sur de este país, cerca de Sevilla -- el tren que va a Granada pasa ahí --. Es así que ellos nombran a Oaxaca la nueva Antequera.
Volviendo al tiempo de Cosijopi nuestro único rey quien muere en 1562; a la llegada de los españoles al Istmo, él entrega su reino a los españoles. Aunque sus hombres cercanos le aconsejaron hacer frente a los conquistadores. Él no aceptó; más tarde fue procesado por La Audiencia Real de la Nueva España con el cargo de apostasía, es decir, negar creer en la religión católica. Es así que es detenido, incautado sus bienes y condenado a ser encarcelado en su propia casa; que se ubica en la calle Guerrero, hoy en Tehuantepec. Casa que se conoce con el nombre de Cosijopi. Tuvo como su hija primogénita a Donaxii- Donají-, que significa en zapoteco la más adorada, y a la que él hereda “los ojos de agua” citados al inicio. Y cuando los sacerdotes españoles bautizaron a Cosijopi lo llamaron Juan Cortés y a su hija Donaxi -Shuunáa'shi - Magdalena. Ella iba con su séquito de jóvenes doncellas a bañarse al Ojo de Agua de Magdalena Tlacotepec, hoy. En este lugar se instala ya en nuestra época reciente - aproximación 1958 --, una planta hidroeléctrica por parte del gobierno Federal aprovechando la caída del agua que ahí había. Es así que personas originarias del lugar hayan tenido preferencia de ser contratadas por la CFE; siendo los pioneros don Ramón Martínez y de ahí sus hijos Eusebio y Ramón Martínez, que contrajo nupcias con Marbella Altamirano – ixtaltepecana -, amigos de la familia.
Del lugar donde se instaló esta pequeña Planta de luz, partió de ahí una sucesión de postes de concreto, que para colocarlos había que abrir caminos entre árboles. Este camino los del lugar lo llamaron Camino de Luz - Neza biáa'ní -. Y muchos espinaleños, como ixtaltepecanos fueron por ese rumbo por carretadas de leña; y por ahí mismo los alfareros de Ixtaltepec iban por tierra para hacer ollas de todo tamaño: cántaros, tinajas, alcancías, platos...
Con el terremoto pasado los alfareros ixtaltepecanos tuvieron grandes pérdidas: muchas ollas se quebraron; y lo más grave de su situación hoy, los hornos donde cocían sus ollas se derrumbaron con el temblor. Hoy, la situación es difícil para estos hombres, y mujeres que se dedicaban a la alfarería. En otro tiempo los trailers llegaban a cargar sus mercancías para llevarlas en otros estados de la República. Hoy no hay producción, no hay trabajo. Y con deuda por la mayoría de las mercancías rotas, como también sus hornos de trabajo derrumbados.
Hemos sido afectados la mayoría con el terremoto pasado de Septiembre. No se sabe de apoyos a los artesanos: caleros, hamaqueros, tejedores en bastidor, tortilleras en comal como al horno...Y lo de siempre que los Partidos hacen: otorgar apoyo a los que no tienen nada que ver con esos oficios.
Esperemos ya ver con más luz nuestro panorama y porvenir. Echémosle! Ganas, caminemos sobre los escombros con fe y esperanza hacia nuestro nuevo porvenir. Enhorabuena! Al llegar ese día esperado por todos nosotros. Amables lectores, vamos! Arriba corazones!