27
Thu, Jun

A 152 años en que el General en Jefe del Ejército de Oriente, Don Porfirio Díaz, tomó por asalto la ciudad de Puebla

Articulos
Typography

Hoy es 2 de abril. Hoy se cumplen 152 años en que el General en Jefe del Ejército de Oriente, Don Porfirio Díaz, tomó por asalto la ciudad de Puebla. Les comparto un breve texto que hace tiempo escribí, a propósito de esa batalla:


"En 1867 los franceses estaban en plena retirada, abandonando al Emperador Maximiliano I de México. Porfirio Díaz venía de coronar victorias en su estado natal, primero en Juchitán (septiembre), después en Miahuatlán y la Carbonera (octubre), para cerrar el ciclo en Jalapa [del Marqués] (diciembre).
Puebla se interponia entre Oaxaca y la Ciudad de México. Maximiliano estaba sitiado en Querétaro, por fuerzas al mando del General Mariano Escobedo (incluyendo algunas del Ejército de Oriente que el Presidente Juárez había retirado a su comandante). Porfirio Díaz tenía cercada Puebla, con sus brigadas disminuidas. Nadie daba posibilidades a un asalto, pero sucedió.
Porfirio Díaz, recordando batallas memorables en el Istmo, lugar donde había comenzado su carrera militar nueve años atrás y de donde provenía la mayoría de sus soldados, tomó la determinación de aprovechar el factor sorpresa: movería una docena de columnas por el interior de la ciudad para tomar por asalto los principales puntos. El movimiento, incomprendido en la estrategia europea, era común en las guerras internas de los pueblos originarios. Nada pudieron hacer los jefes imperialistas ante la audacia del general mixteco.
Con la caída de Puebla se derrumbó el Segundo Imperio. Dos meses después, Porfirio Díaz tomaría la antigua Tenochtitlan, valiéndose de la diplomacia.
Guerra, Acuerdos, Diplomacia, Soborno, Patriotismo, todos fueron medios que utilizó Porfirio Díaz para sacar a México del pozo en que lo habían metido los criollos, liberales y conservadores".
¿Qué puedo decir de la división de la cúpula liberal?: Juárez, zapoteco de la Sierra Norte, no cedió a su paisano mixteco el poder que le correspondía. Actuó con Porfirio como veinte años antes había actuado con el juchiteco José Gregorio Meléndez en Tehuantepec: arrebatándole el mando que le correspondía por méritos. Como éste, aquél se levantó en armas con el Plan de La Noria en 1871. Pero esa es otra historia...

Tomado de libro, inédito, "Esbozos de una Nueva Historia de México".