27
Thu, Jul

Estamos de fiesta en Juchitán de Las Flores, iniciamos desde el sábado pasado 20 con La Vela Biaashi-- Ciruelo--. El Martes 23 fue La Gran Regada de Cheguigo: Guiee Cheguí'gu. Las carretas adornadas con ramas d sauce, hojas d plátano en retoño con banderas de Papel de China. Una gran ovación al arranque del desfile. Algo insólito! Un toro blanco venía corriendo sobre la calle Cuauhtémoc, acompañado del movimiento en remolino que hizo la multitud y su grito: ¡ Un toro !...Varios hombres sujetaban al animal con reata. Al llegar al puente vehicular Ché Gómez, lo inducen continuar sobre la misma calle hacia bajo. Ahí terminó su recorrido. Vinieron entonces las carretas adornadas. Sus ruedas pintadas con los nombres de los mayordomos Carlos Shee'me y su esposa. Ver que las carretas van subiendo el puente en fila prolongada y el aire meciendo sus hojas de plátano, sus banderas de colores. Da una gran emoción de pertenecer a nuestra comunidad indígena. De ser juchiteco, en mi caso de ser con mucho orgullo Cheguee'ño.

Desde la Cd. de México no pierdo de vista cómo se propaga el rechazo hacia la innovación del traje de tehuana. Desde los corsé bordados hasta las enaguas impresas, se extiende el dominio de objetos sobre los que juzgamos, y entre las cosas por las que merece la pena luchar está nuestra libertad de expresión. He observado con tristeza también que el ejercicio de la libertad de expresión tiende a validar un tipo de discurso que legitima prácticas excluyentes, como lo es negar la entrada a las fiestas populares a quienes no portan trajes hechos a la manera tradicional, cuyo fundamento es la preservación de la cultura.

Era fiesta de Mayo, los carros alegóricos, las carretas adornadas con ramas de sauce-guee'za- y hojas de banano en retoño, dispersando sobre ellas cadenas de Papel de China de color blanco y solferino. La capitana del desfile portando un estandarte con la imagen de Sn. Vicente Ferrer--Santo Patrón de Juchitán--mujeres vestidas de enagua y de huipil bordado lanzan frutas, juguetes de palma y jícaras de morro pintadas. La banda toca; hombres y niños a caballo azuzan a sus animales y terminan por lanzar al aire los últimos juguetes que llevan para la ocasión. Regalarlo todo, dispersarlo todo sobre la multitud.

Tiempo es que las autoridades municipales del Istmo, se den cuenta que pavimentar las calles de las ciudades nuestras. No es propio para la población; con el intenso sol llega ser un espejo, un comal muy caliente que nos quema al caminar, transitar por nuestras calles. Esta emisión de calor en cada tramo de pavimento es fatal entre 2 y 3 de la tarde. El techo de cada municipio considerando todas sus calles pavimentadas con cemento. No es un espacio que permita vida de aves, es un espacio que bien podemos llamar infernal. Un horno! Debe ser.

El Zarco es una novela escrita hace  un siglo y medio, se desarrolla en un pueblito del Estado de Morelos. Él es herrero, chambeador. Llega a pretender la chica bonita del pueblo, que vivía con su madre. Una anciana, que no tenía ojos nada más para su hija. Su hija era su adoración. Los naranjos eran los árboles típicos del pueblo. Y cuando los naranjos se llenaban de flores, el pueblo entero olía esa gran fragancia. Era un pueblo donde llovía, d modo que había vegetación.

Una mañana que pasé por el callejón - éste que conecta la calle Abasolo pasando el vado del río -.Luego luego el callejón Pipi. Vi unos señores con motosierra cortando los brazos gigantes de la Ceiba centenaria .Quién sabe! Hace cuántos años llevó este árbol crecer al final del patio de la familia que ahí vive. Sí, en el punto que colinda el patio y la barda del callejón. Muchas generaciones sin duda pasaron debajo de los poderosos ramajes de este gran árbol, que ahora con el calor intenso que hemos vivido. Sin duda fue un oasis para quien se paró y descansó un rato bajo su refrescante sombra. Hoy derribado hasta al ras del suelo sin piedad! Con autorización seguramente de la autoridad.

El Museo de América de Madrid pone hoy en marcha un programa de exposiciones temporales y de actividades complementarias que giran en torno a la transexualidad, coincidiendo con el Día Internacional contra la Transfobia, Homofobia y Bifobia.

Bícheca’, bizánaca’: Guininu neza diidxazá ne gusi’dinu ca xiiñinu guiní’ca’ diidxazá, pa laanu qui gusisácanu stiidxanu, pa laanu qui gusisácanu ca xquéndanu, huidxe ma canazaréndanu sica guixi ndaani’ guidxilayú.