20
Wed, Jan


Contar una anécdota, narrar un cuento a los niños al dormir; algunos inclusive piden al padre o la madre: cuéntame un cuento.


Me llega al oído un anuncio por radio: la música de todos los tiempos: la verdad que por los años 60 aparecieron las Consolas; era propio un mueble con tapa, con 4 patas inclinadas de forma rectangular, elegante, y con radio. La cosa es para poner los discos, que la mayoría eran grandotes y de color negro; se sacaba el disco de su funda, en cuya portada la foto del grupo o él o la cantante. Y en la misma como índice, la lista de las canciones.

Hora es de vivir como Dios manda, caminar recto ante él. Ganar el pan con el sudor de la frente; este mandato está lleno de verdad: comer con gusto, alegre porque se está sudando en el trabajo ganando el pan.

Aniversario 80 del artista oaxaqueño
Destacó por su compromiso para rescatar el patrimonio cultural y promover proyectos sociales, educativos, de salud y ambientales
Acercarse a la obra de Francisco Toledo mejora la vida. Sus acuarelas, litografías, pinturas y esculturas no satisfacen curiosidades simples, sino que generan más curiosidades, señaló Renato González Mello, del Instituto de Investigaciones Estéticas.

" Nada te llevarás cuando te vayas cuando se acerque el día...". Así dice la letra de una canción y por cierto; hay ella una gran verdad sobre lo material, la riqueza, las propiedades, los bienes; en otro tiempo se usó una palabra la hacienda. Hoy se usa como bienes o recaudación de una Nación, la Hacienda Pública. Amigos hoy la hacienda está flaca, no hay billete, no hay dinero, no hay circulante.

Anota Luis Cardoza y Aragón, en su breve y bello texto “Arte y crítica”: “¿Cómo se aprende a ver? ¿A mirar, a contemplar? Experiencia de toda la vida, con las creaciones de todas las épocas y de todas partes. Confrontación permanente con las más diversas tendencias”.

Estamos un poco más de la mitad de julio, si no viviéramos en las condiciones que hoy conducimos nuestra vida, pensaríamos con emoción que el próximo lunes sería la Guelaguetza; esta fiesta oaxaqueña que ofrece al mundo lo diverso de su cultura, lo profundo de sus raíces, la diversidad de nuestros climas, las diferentes lenguas indígenas de nuestras regiones; lo sencillo y natural de la fibra de la que estamos hecho.

De inicio debo contarles que soy un aficionado del cine, cuando fui niño aquí en Juchitán había dos cines: Lux y Juárez. El cine Lux estaba situado sobre la calle 5 de Septiembre sur, en la acera de lo que hoy es la tienda: Casa del Pueblo; propietarios Na Cástula Marcial y Ta Chico Bartolo- hoy abierto al público, bonita y surtida tienda de trajes regionales juchitecos, holanes y todo el ajuar para una mujer para una fiesta -. El otro cine ubicado en el centro sobre la avenida Juárez, de Josefina Arenas una juchiteca señora cuyo esposo fue dos veces presidente municipal de Juchitán, le llamaban Falo Saavedra.