22
Thu, Aug

Aún no había despuntado el alba y ya se veía la enclenque figura de “Chechu Be’ñe’ caminar por la zona de los esteros envuelto en las neblinas que emanan de la superficie de los esteros; a “Chechu”, le urgía cazar algunos saurios, para hacerse de centavos en su diario yantar, considerando que han pasado cuatro meses de haber cobrado por entregar un lagarto vivo a la Sociedad de la “Vela Be’ñe’”, comunidad adoradora del símbolo totémico natural.

Mucho antes de que me enseñaran a arar la tierra, pero mucho antes de que los surcos se convirtieran en mis responsabilidades; la tierra formaba parte de mis juguetes; ya sea como polvo o como lodo.

Aunque antaño intereses políticos dividieron al pueblo de Juchitán en dos partidos ya de sobra conocidos, ayer como hoy, el mutualismo se lleva a la práctica por mis hermanos de raza. Tienen ellos cierto espíritu de hermandad que demuestran siempre que se les brinda la ocasión. Quiero probarlo con la descripción suscinta de uno de tantos casos: la construcción de un jacal de madera y palmas.

El jalisciense Sabino Escarriola fue el primer aeronauta que presentó su espectáculo de circo y además de globo aerostático volando por los aires oaxaqueños en 1865, anteponiéndose al inicio de la aviación civil de la entidad oaxaqueña, que surgiría alrededor de 1935.

Una enorme duna atraviesa el corazón del pueblo de San Francisco del Mar. Antes creyeron que era una serpiente cubierta de arena que se comía al ganado, a los perros y a la gente. Ahora tiene 25 años de aquel entonces, de aquel encuentro lleno de espantos.