27
Thu, Jun

Una enorme duna atraviesa el corazón del pueblo de San Francisco del Mar. Antes creyeron que era una serpiente cubierta de arena que se comía al ganado, a los perros y a la gente. Ahora tiene 25 años de aquel entonces, de aquel encuentro lleno de espantos.