16
Mon, Jan

En la mañana del primer día de septiembre de mil novecientos ochenta y ocho, mientras se ajustaba la banda presidencial para asistir a la Cámara de Diputados y leer ahí su último informe de gobierno, Miguel de la Madrid recibió de manos de un ujier un ejemplar de la revista Proceso de reciente publicación, era jueves.

En el tiempo que nacieron las flores, ahí cerca del chamizo que no existía entonces, el que está junto al huanacastle donde el camino grande se vuelve vereda, nació una flor.

Cuando nació el tiempo, la distancia no existía y el siglo era un momento, los mares eran uno solo, del cielo las estrellas se dejaban caer como flechas incandescentes y fugases, fue en el noveno mes de gestación, cuando se oyó el murmullo del mar y miles de voces brotaron de sus entrañas, peces multicolores poblaron sus aguas, luciérnagas marinas lo iluminaron.

CDMX.- En conferencia de prensa se dio a conocer el programa del VII Festival de Poesía, que reunirá a once poetas de diversas latitudes. Este año la fiesta de la palabra convocó a los poetas: Rubí Huerta (p’urhépecha–Michoacán), Denise Desautels (francés-Canadá), Manuel Espinosa (totonaco-Puebla), Winston Farrell (inglés-Barbados), Salgado Maranhão (portugués- Brasil), Francisco Hernández (español-Veracruz), Esteban Ríos (diidxazá/zapoteco-Oaxaca), Juan Hernández (náhuatl-Veracruz), Hubert Matiúwàa (mè’phàà -Guerrero), Morela Maneiro (kari'ña-Venezuela) y Gladys Potosi (kichwa karanki-Ecuador).

Lo que más adelante se cuenta, pudo haber sido cierto, porque en México todo es mágico, muchas cosas malas pasan en perjuicio de la humanidad y no pasa nada. La maldad de los tiranos sigue imperando, al extremo de que se vuelven juez y parte, terminando por ser dueños de cuerpos y almas.

Nadie supo la fecha de su nacimiento, porque de día hablaba poco, y en altas horas de la noche, mientras barría en la oscuridad, solía platicar y reírse a carcajadas, quien sabe con quién: Su risa causaba miedo, porque, decían que era el preludio de su conversión en mona maligna o ( Bidxáa ) en lengua zapoteca .Se llamaba Marcelina, la anciana enigmática.