22
Mon, Jan

La voz huipil es un término náhuatl que se refiere a la prenda que cubre el torso de las indígenas mexicanas. Juan de Córdova en su Vocabulario castellano zapoteco del siglo XVI lo registra como: pitàni. Señala que esta vestimenta fue usada por las zapotecas y la llamó “Camisa de mujer india”.

Don Pancho Tin fue un individuo que en toda su vida, que fue de 98 años, no usó sino dos sombreros.

Solemne, con una mirada apacible que da el paso de sus más de setenta años, Victoriano López deshila un sermón por donde asoman resquicios de viejas palabras, oraciones enhebradas con antiguas sentencias teñidas por su sangre zapoteca y por citas hilvanadas en el libro que dejara Casiodoro de Reina allá por el siglo dieciséis.

CAPITULO XXXIX

La clase humilde zapoteca, de cuyas costumbres he venido hablando, no da tanta importancia a las fiestas de Navidad como a la de Todos Santos. No ponen tantos “nacimientos”, talvez por que no se han repuesto completamente de los gastos hechos para esperar a las almas de los difuntos en los días de finados.

Santo Domingo Tehuantepec, Oaxaca.- Todo listo para las actividades culturales del Contencioso de Literatura que inicia este próximo jueves 21 hasta el sábado 23 de diciembre en esta ciudad.

CAPITULO VII

En una hermosa noche de luna, cenábamos en el patio de la casa, después de la cena empezamos a platicar sobre las versiones circulantes de que ciertas gentes se metamorfoseaban en animales brujos. Me cayó en gracia el giro de esta conversación. Para conocer más de cerca de lo que ya sabía sobre brujos y brujas, que según dicen todavía existen en el Istmo, rogué a mi abuelita que nos contara algo de su extenso repertorio. Con la curiosidad natural escuché lo que sigue: