12
Tue, Nov

 

Zapandú ne ziña yáa

Guidindeca pu tu jma rindá naxhi
Ziña yáa na rndá naxhi
Xhpandaga, xqué ne xhquana naxhi.
Napa xhope guibá, xhope guxhu bidó
Xhi gúxhu bidó rabi ziña yáa zapandú.
Líi nga ti xhcú canarenda rua nisadó.
Ngué bina ti gusugú
Rabi laacabe lachoxhí, xhi para guiete
Cica rindá ni nóo luguiá , rinda ni nóo xhaguete.
Purti nin que negué, nin que nase
Ora bina ziña yáa ne zapandú
Ni náa gusugu,
Náaca uandí, zacanga guidxhi layú.
Cica rindá ziña yáa, rindá zapandú.

Se fueron las lluvias en Juchitán, terminó la temporada de huracanes, ciclones y demás. Llegó el viento norte con su poderoso aliento a doblar el espinazo de los árboles, y en los brazos del aire viene el recordatorio anual: Se aproxima la visita de los fieles difuntos. Xandú’ (Todos los santos, todosantos), está a la vuelta de la esquina.

Santo Domingo Tehuantepec, Oaxaca (Cortamortaja). -En la región del Istmo de Tehuantepec, la celebración del día de muertos es una de las fechas más deseadas por los zapotecas, quienes esperan la llegada de sus seres queridos que han fallecido.

Nace en ciudad de Ixtepec el 21 de junio de 1935, en el seno de una familia católica, sus padres fueron Emma Hinojosa de Martínez y Augusto Martínez Ortiz, es el cuarto de siete hermanos, realiza sus estudios primarios y secundarios en su pueblo natal y posteriormente la vocacional en el Instituto Politécnico Nacional (Ciencias Sociales).

Batallas prístinas.

“Si tan solo nos hubieran dicho de los ventarrones que pegaban en aquél lugar a donde nos recomendaron, quizá lo hubiésemos pensado un poco mejor, se les olvido decirnos eso. Pero ya estábamos ahí, había que tomar el toro por los cuernos.

Presentación:

Después de salir de la cárcel de Santa Catarina en la ciudad de Oaxaca –en donde estuvo recluido hasta 1907 por órdenes del gobernador licenciado Emilio Pimentel, a quien criticó en los únicos números del periódico, La Semecracia, que publicó en 1906 junto con Plutarco Gallegos, el otro istmeño que también sufrió la represión porfiriana a su lado-, Adolfo C. Gurrión inició su exilio del estado, el cual lo llevaría primero a la ciudad de México, después a Tepic, Nayarit, y finalmente a La Paz Baja California. En su peregrinar el juchiteco escribió esta carta, desde la ciudad de México, su colega el profesor Fidel López. Este documento, cuyo conocimiento debemos al profesor Javier Sánchez Pereyra, se conserva en el Archivo Personal del Profesor Fidel López, Sección Temas y Autores Oaxaqueños de la Biblioteca Pública de la ciudad de Oaxaca.

ESPINAL EN EL ARTE, LA CULTURA Y EL DEPORTE.

El hombre alimenta su espíritu, se manifiesta en arte y belleza. Recrea el cuerpo y la mente en la cultura física. En Espinal ha existido desde siempre gente con tendencia innata hacia la música, el único arte puro, se dice, expresión que brota del sentimiento. Allá por 1885, el Sr. Pío Ortega (1839- 1915) integró la primera banda musical. Antes, los músicos venían de los pueblos circundantes: de Tehuantepec y Juchitán principalmente. Don Pío tuvo la sensibilidad de aglutinar a los jóvenes de aquel entonces. Para adquirir los instrumentos tuvieron que buscar apoyo solidario. En su casa reunía para la escoleta a Onicéforo Toledo Ordónez Tá Chefo, clarinetista bohemio, Máximo Toledo, Efrén Pineda, Herculano Salinas, Félix Toledo, Jacinto Ulloa Orozco, Rafael Velázquez Rafé Lluvi, Nicolás López Nicu Mou, José Alvarado Ché-rita, Francisco Ordaz, José María Montero, Cristino López Ordónez, Elías Castillejos, etc. A cada uno se le dio el instrumento propio a su aptitud y poco a poco fueron consolidando la banda. Hubo quien al percatarse de que su vocación era ajena, desertó.

Las tareas que realizó Matías Romero a lo largo de su vida fueron muchas y diversas; señaló como diplomático, financiero y promotor de la economía, y aun cuando su obra es muy abundante –mucho más que la de otros individuos contemporáneos suyos- no incursionó en las letras y no creo que sea posible afirmar que fue historiador. Sin embargo, es de suma importancia su trabajo como compilador de documentos de la historia inmediata, realizado con el deliberado propósito de servir al conocimiento histórico.