27
Tue, Oct

Porfirio Díaz llega a Juchitán a felicitar a los juchitecos por la victoria del 5 de septiembre de 1866

Istmo
Typography

El 17 de enero de 1867, llegó a Juchitán el Gral. Porfirio Díaz, a felicitar al valiente pueblo a nombre del C. Gobernador del estado, Alejandro García Díaz,

y a nombre del C. Presidente de la República, Lic. Benito Juárez, después del protocolo político, en agradeciendo al pueblo decide llevar a un grupo de muchachos hijos de los valientes héroes del 5 de septiembre, escogiendo a seis jóvenes; entre los que figuran: Juvencio Robles, Rosalino Martínez y Benigno Castillo, Rosendo Pineda, Apolonio Pineda y Cenobio López, los primero tres estudiarían la carrera de las armas en el colegio militar de la Cd. México y los tres restantes fueron llevados a la ciudad de Oaxaca a estudiar la carrera de jurisprudencia en el instituto de Ciencias y Artes del Estado, comprometiendo a su hermano el general Félix Díaz a que fuera su tutor.

Con el tiempo algunos jóvenes terminaron su carrera y serian destacados porfiristas, como Juvencio Robles, quien alcanzó el grado de General de División, apodado el “Tigre de Morelos”, se distinguió por ser uno de los más acérrimos enemigos del Gral. Emiliano Zapata, el Gral. Rosalino Martínez llegó a Brigadier y se distinguió por sofocar a base de sangre y fuego la huelga de Cananea en primero de junio de 1906 y la huelga de Río Blanco Veracruz, el 7 de enero de 1907, llego a ascender al cargo de subsecretario de guerra, fue diputado federal en varias ocasiones, también representó a gobierno federal en el conflicto de Guatemala.
Rosendo Pineda obtuvo el título de licenciado en derecho, fue diputado federal en varias ocasiones, fue considerado secretario de estado sin cartera y llegó a ser el jefe del Partido Científico y reconocido entre los porfiristas como “eje de diamante”.