09
Sun, Aug

Ariel y su Venadito Son: la mujer trans que canta en zapoteco

Istmo
Typography

Ariel y su Venadito Son se han presentando en Los Pinos, cantan en zapoteco, mixteco, náhuatl, purépecha, y ahora su música llegará a otro nivel.

A cuadro, aparecen varios artistas acompañados de instrumentos que no relacionarías de inmediato con sones mexicanos, suenan los acordes de “La Llorona” y Ariel y su Venadito Son toman la batuta.

Lo que llama la atención es su potente voz, el huipil, el ensamble internacional que logró reunir y, por supuesto, ser de las pocas mujeres trans (si no es que la única) que expone las lenguas originarias de nuestro país, con orgullo.

Durante cuatro años, Ariel y su Venadito Son, han cantado sones, huapangos y música tradicional mexicana enaltenciendo las lenguas originarias de nuestro país.

Ariel Serrano es una mujer trans que ha conquistado espacios con su talento y voz “he cantado en zapoteco, mixteco, náhuatl, purépecha, pero hay tantos más que me gustaría explorar, tan solo en México se hablan 68 lenguas originarias” cuenta, además, que su inspiración viene de Oaxaca.

“Tan solo en Oaxaca existen 16 lenguas y me encantaría interpretar canciones en chinanteco, o sisal mixteco, pero de la zona baja, dentro de las lenguas hay mucho más que explorar y eso enriquece mi arte” apunta.
La representación de la comunidad trans en el arte

“Llevo algunos años en este camino y desde que empecé creo existe un cambio positivo” comenta Ari, al recordar que la comunidad de cantantes la recibió con respeto, apoyo y cariño. Pues nunca pensó que serían un público más cariñoso y, amable, que la propia comunidad LGBT+.

En donde encontró más resistencia, al principio, fue en espacios para las poblaciones LGBT+ que le pedían un acto llamativo, incluso, algún show con tintes teatrales “casi no hay tantos exponentes de esta música y menos de la comunidad LGBT+… nada más conozco a La Bruja de Texcoco” señala.

Este proceso no sucedió de la noche a la mañana, “creo firmemente que el arte y la cultura son revolucionarios, pueden cambiar formas de pensar, pueden borrar la ignorancia y provocar muchos cambios positivos en la sociedad”, platica Serrano.

Mientras narra su paso dentro de la Feria de Lenguas Indígenas Nacionales, en los Pinos, y el cómo ese camino la llevó a compartir escenario con artistas como Eugenia León, también cuenta que la música toca fibras más allá del prejuicio.

Ariel Serrano es la primera mujer trans en cantar, en Los Pinos, huapango, sones y música tradicional mexicana en zapoteco

“Los que nos dedicamos al canto, la actuación, la danza o el teatro movemos emociones, ese es nuestro trabajo, provocar una emoción y sentimiento en quienes nos están escuchando” nos cuenta mientras recuerda cómo desde pequeña la música mexicana le indicaba el camino a seguir.

Ariel y su Venadito Son fusionan estilos para llegar a públicos diversos

Ariel y su Venadito Son buscan que la población más joven conozca nuestras tradiciones y lenguas. Ante la negativa de estos espacios por dejarle cantar “La Llorona”, mientras terminaba algún show drag o el perro sonaba intenso, Ariel Serrano, no se iba a quedar de brazos cruzados.

“Se nos ocurrió fusionar algo de trap, reggaetón y, por supuesto, el estilo chilango, ya que en estos antros ese estilo es muy popular” nos platica, mientras da detalles de los siguientes pasos para la agrupación.

Pensando en cómo poder acercarse a ese público, sin perder la esencia, el conjunto decidió hacer una canción que tiene armonía de son tradicional de la región oaxaqueña, de la región zapoteca y añadir un beat de reggaetón con coro en zapoteco, “para matar dos pájaros de un tiro: acercarnos a este público más joven y mostrar el trabajo de Ariel y su Venadito Son”, finaliza Serrano.

La cantante dice que ya prepara más colaboraciones desde la distancia, manda un mensaje claro a los creadores y a la comunidad trans: “nunca pierdan la confianza y seguridad en su arte, aunque todos puedan estar en contra… si sabes lo que vale tu trabajo, solo mira los sueños que ya pudiste conquistar y con eso es más que suficiente” concluye.

“Te pueden cerrar dos puertas pero se abren cinco. La visibilidad en la comunidad también debe venir desde dentro, nuestras propias poblaciones deben apoyarse para que podamos demostrar esto al mundo, a las futuras generaciones”.

Sigue a Ariel y su Venadito Son en redes sociales par ver sus futuras colaboraciones y proyectos. La música trasciende fronteras y prejuicios, si no lo crees, escucha alguno de sus actos en vivo aquí.

 

* Con información de Chilango