01
Thu, Oct

5 de Septiembre en Juchitán

Istmo
Typography

Cada 5 de Septiembre en Juchitán hay desfile de los estudiantes de todos los niveles. Hay también desfile militar y por la noche el ayuntamiento ofrece una fiesta, la Vela 5 de Septiembre. Es la celebración de aquella batalla entre juchitecos y los soldados franceses que llegaron para apuntalar el imperio de Maximiliano de Habzburgo y su esposa Carlota en 1864.


Los que han odiado a Juárez y el bienestar del pueblo; que para ellos no cuentan ni como persona ni como mexicano, son los Conservadores que se hicieron ricos en el cultivo del campo, y en la explotación minera.
Ya se imaginarán las toneladas de oro y plata que los barcos llevaron a España para el rey español desde que llegaron aquel 21 de julio de 1519 comandado por Hernán Cortés; de ahí hasta 1810 que el cura Hidalgo proclamó nuestra Independencia; México desde entonces se convirtió en un campo con olor a pólvora. Juárez se convierte en presidente de México en enero de 1857; la Constitución de 1857 estaba por aprobarse donde La Ley Juárez de noviembre de 1855 suprime los privilegios de los religiosos y militares; y La Ley Lerdo de junio de 1856 expropia los bienes del clero.
En una palabra, se dejaba fuera del poder político a la Iglesia; esto no lo permitiría la Iglesia ni para sus seguidores o allegados los Conservadores; ¡de ninguna Manera el populacho y el indígena llegaría a tener poder ni un cachito de Derecho de más, eso! ¡Nunca¡
La Iglesia arma a sus generales se declaran en guerra contra el indio Juárez con el plan de Tacubaya con el fin de impedir que la Constitución de 1857 ya aprobada por el Congreso se aplique.
A la guerra contra México es decir contra los Liberales que serían los ministros del gobierno de Juárez y contra Juárez el presidente. Se va México a una guerra que duraría 3 años llamada Guerra de Reforma que acabaría en 1860.
Amigos, triunfante el gobierno Juarista, se pensó que ya todo había acabado. Por fin México en paz y en armonía para progresar. ¡Pues no! Desembarcan los franceses para cobrar una deuda económica a México. Juárez hace lo posible en evitar una confrontación con el gobierno francés, hace uso de la más fina diplomacia porque España e Inglaterra se retire que vinieron a cobrar juntos una suma de dinero que México según ellos les debía. Francia se queda, se adentra por Puebla; La Iglesia los recibe, les hace misa. Es en este año en que el General Ignacio Zaragoza se cubre de gloria y da el triunfo a México en aquel 5 de Mayo de 1862; que en La Casa Blanca se festeja tanto! Con mariachi y tequila cada año. En un año recuerdo que Barack Obama gritó: ¡Viva! México. En esta batalla aparece por primera vez el nombre de aquel coronel oaxaqueño, Porfirio Díaz. Es así que en el correr del tiempo llegamos a 1864; Los Conservadores que hasta hoy siguen dando lata al gobierno democrático del presidente AMLO. Fueron, viajaron a Europa, para pedirle a la Iglesia que nombre a un Emperador en México; quitar al indio Juárez que era el presidente y en su lugar en el Palacio Nacional suba un príncipe extranjero, de La Realeza, güero y de ojos azules.
Es así que Los Conservadores van al Palacio de Miramar a pedirle a Maximiliano acepte la Corona de México. Maximiliano llega en mayo de 1864 con su esposa Carlota. Juárez baja del Palacio Nacional con la bandera mexicana en el pecho y recorre la parte norte del país; vive en Cd. Juárez; organiza, coordina la defensa de México.
¡Los Conservadores que han sido ambiciosos en lo material, se creen de sangre azul y no quieren saber nada! Del populacho. Sus nombres de pila son por ejemplo Felipe Corazón de Jesús; no se consideran mexicanos, desprecian al pobre, al indígena; su objetivo es tener dinero. ¡Por eso! Como nunca Fox y Calderón amasaron grandes fortunas del erario público. ¡Con anuencia claro! De Salinas y de Zedillo por nombrar dos traidores de México.

El supuesto imperio de Maximiliano finaliza con su fusilamiento en Querétaro el 19 de junio de 1867. Es así que Juárez regresa y entra a la CDMX en julio de ese año. El General Porfirio Díaz había derrotado a los franceses en varias plazas de México: el 3 de octubre, el 28 de octubre de 1866 el triunfo de La Carbonera, hasta culminar la victoria contra el ejército francés el 2 de abril de 1867.
México con El Soldado de La Nación que así le llaman al General Porfirio Díaz, llega y entra a la CDMX en junio y da una orden, ¡cuidado! Quien robe en las casas y cometa actos de rapiña: ¡Lo fusilo!
Amigos, ¿y el 5 de Septiembre de 1866? Pues es el triunfo de los juchitecos, ixtaltepecanos, espinaleños, sanblaseños; los de Chicapa, Unión Hidalgo, Xadani... Sobre los franceses comandados por el Coronel Crisóforo Canseco. Unidos en una sola bandera, único camino; el camino liberal de Juárez, el camino del pueblo.
Fue el primer triunfo sobre el ejército francés en México. Los tehuanos no hicieron Unidad con Juárez, no hicieron Unidad con el Istmo, con los Tecos, de ahí el adjetivo de Traidor.
Recordemos este día a nuestros héroes juchitecos: Anastasio Castillo- Taachu Xaáda el primero en abrir fuego contra el enemigo -; Marcos y Amós Matus- son hermanos-; Felipe López Lena, Cosme Damián Gómez, Pedro Gallegos, Evaristo Matus, Albino Jiménez Binu Gáada-, Francisco León, el Padre Mauricio López ; Simona Robles, sus hermanas, Tona Tat'ti...El jefe político Máximo Pineda y el Coronel Crisóforo Canseco quien comandó a los Tecos, él era chiapaneco y murió en Juchitán.
Amigos una corona de laurel para la cien de nuestros héroes del 5 de Septiembre de 1866; a quienes Porfirio Díaz vino abrazar y loar por su triunfo e inspirarse él de esta gran hazaña épica istmeña. Así llegó a Juchitán a felicitar a los Tecos el 7 de enero de 1867 y se llevó hombres para la guerra y unos Tecos para darles estudio, ellos fueron: Rosendo Pineda, Juvencio Robles, Rosalino Martínez, Benigno Castillo...La historia de México amigos es un campo de batalla que huele a pólvora. México siempre ha salido adelante con su pueblo generoso, el pueblo que es la mayoría, es liberal y justo. Por eso ¡contra el pueblo nada! ¡Y con el pueblo todo! ¡Viva! Los pueblos istmeños. ¡Viva! México.