20
Wed, Jan

Martín: Policía y peluquero oficios que han marcado su vida.

Istmo
Typography

Juchitán de Zaragoza, Oaxaca (Cortamortaja) 8 de enero del 2021.- Nunca imaginó que sería su pasión al deporte el que un día le daría la oportunidad de tener dos oficios, los cuales le permitirían llevar el sustento a casa para su familia.

Martin Jiménez Martínez tiene 38 años y es originario de la ciudad de Juchitán Oaxaca, actualmente forma parte de las filas de elementos de la policía adscritos a la Comisaría General de Seguridad Pública Municipal de esta ciudad, trabajo con el que inicio hace diez años gracias a la invitación de un comandante de la policía municipal conocido como “Tavo” con quien coincidió en un partido de beisbol de esponja, deporte que sin titubear, Martin señaló, es su pasión.

Martin Jiménez señaló que su ingreso a la policía municipal tuvo un proceso de preparación que consistió en una serie de pruebas reglamentarias las cuales aprobó sin problema alguno. Hoy todo ese esfuerzo le ha dado la oportunidad de sacar adelante a su familia pero sobretodo, de servir a la tierra que lo vio nacer.
Pero para el policía municipal que tiene un horario laboral de 24 por 24 horas en la corporación de seguridad, las ganas de superación no acaban ahí, pues en sus días libres desde temprana hora prepara tijeras, navajas y todo aquel material necesario para atender a sus clientes, en un local que él mismo habilitó para funcionar como peluquería. De este trabajo, con un gran suspiro que seguramente le trajo recuerdos, Martin platicó que fue desde que tenía 15 años de edad cuando el oficio de peluquero le llamó la atención, pues tenía cerca de su domicilio, aun vecino que se dedica a esta actividad.
Martin Jiménez dijo que curiosamente sus inicios en la peluquería habían sido también por una invitación de un vecino, quien le preguntó si estaba interesado en aprender a lo que él sin dudarlo dijo que sí.
De este oficio así como el de policía, Martin también agradece a Dios porque así como ha ganado para llevar el sustento a casa, también ha ganado amigos y conocidos que cuando necesitan “una manita de gato” como él dice, gustosos acuden a buscarlo y solicitan el corte de su preferencia.
Muchas han sido y siguen siendo las satisfacciones que Martin disfruta con los dos oficios que ejerce con responsabilidad y cariño; “Llevo 15 años en esta bonita labor de la peluquería y 10 años sirviendo al municipio como policía, y mientras Dios me preste vida y salud, los seguiré ejerciendo porque forman parte de todo lo que ahora soy”-Finalizó-.