10
Sat, Apr

MÁRTIRES CHIHUITECOS.

Istmo
Typography

El 17 de marzo de 1929, se registra uno de los hechos más repugnantes en el Istmo de Tehuantepec. Concretamente en las comunidades de Santo Domingo Chihuitán y en Ciudad Ixtepec (llamado San Jerónimo, en ese entonces).

Quedaba un reducto de rebeldes al mando del tehuano Nicanor Díaz, que como consecuencia de la lucha por el poder para llegar a la Presidencia de la República, entre Obregón y Adolfo de la Huerta, los simpatizantes del segundo, al perder, tomaron las armas. Ese grupo se refugió por la zona de Chihuitán.

El detonante fue que un rebelde mata a un coronel del ejército que apellidaba Librado; entonces, el general Alejandro Mange Toyos, jefe de operaciones militares en la zona, ordena atrapar a quienes fuera para el escarmiento "merecido".

Es así como fueron atrapados en la comunidad de Chihuitán 34 inocentes, que nada tenían que ver con con los rebeldes; los condujeron a San Jerónimo y sin el menor juicio fueron fusilados en el panteón de ese lugar. La mayoría eran niños y jóvenes.

El libro "Efemérides del Istmo" que menciona hechos sobresalientes a través de la historia, no registra este vergonzoso acontecimiento, no aparece en sus páginas.

Es a principio de este siglo cuando su servidor investiga en la Dirección de Archivo e Historia de la hoy SEDENA y descubro documentos que atestiguan este hecho que enluta a las familias chihuitecas.

Existen dos cartas de protestas que se levantan en 1936. Una, del entonces presidente municipal Eliseo Rueda Gutiérrez y otra, redactada por ciudadanos donde exigen justicia a través de un juicio hacia el causante de tan horrendo hecho. Nada de esto sucedió, por el contrario, el nefasto militar fue ascendido a General de División. Se consuma así uno de los actos más aberrantes de nuestra historia.

En ese entonces el Gobernador del Estado de Oaxaca, era Francisco López Cortés, ixtepecano,militante del Partido de la Revolución Mexicana, abuelo del PRI; nada pudo hacer contra la furia de Mange!

Otro dato es que el Secretario de Guerra y Marina en 1929, era Joaquín Amaro quien había sido jefe de operaciones militares en Ixtepec; nada pudo hacer!

Entre el Dr. Gaspar Gómez Russell y yo ( Cronistas Municipales de Cd Ixtepec y Santo Domingo Chihuitán), estamos promoviendo un MEMORIAL. A este proyecto se han unido más personas, entre ellas nietos, bisnietos y familiares de las personas fusiladas. No sé, es probable que en un futuro se realice una carta donde se exija una Disculpa Pública, ya que este crimen es considerado como Lesa Humanidad.

En mi libro: Bixhahui, Chihuitán. Un Relato Ed. 2006. Me permití en llamarle
Mártires Chihuitecos. Y es que, sacrificando vidas inocentes, se pacifica una guerra...siempre sucede en cualquier ámbito.