19
Tue, Nov

El asombroso tejido oaxaqueño en el mundo

Istmo
Typography

El característico tejido oaxaqueño ha conquistado el mundo. Aquí una reflexión sobre la apropiación por mexicanos que han mostrado en otros países las raíces de este arte, con respeto y originalidad.

 

Ante la “apropiación” comercial de los textiles de los pueblos originarios de México por parte de varios modistas de fama internacional, nos planteamos la siguiente cuestión: apropiación o aportación.
Sin duda, la razón la tienen los artistas mexicanos o chicanos que en muros públicos, museos, bibliotecas o galerías de Norteamérica, Francia, Cuba o los Emiratos Árabes han presentado obras que arraigadas en nuestra geografía-telar, nos dejan sorprendidos.

Ana Hernández
Tomando como punto de partida las pinturas de Miguel “El Chamaco” Covarrubias en las que retrató a las tehuanas, la joven artista Ana Hernández se ha dado a la tarea de recuperar 14 diseños bordados en “cadenilla”, técnica que durante siglos ha caracterizado las pecheras de las blusas de las elegantes damas oaxaqueñas.
En la técnica de cadenilla el hilo favorito es el dorado que se borda generalmente en fondo rojo. Ana explica: “este trabajo tiene como objetivo asegurar larga vida al atuendo del Istmo de Tehuantepec”.

Oaxaca1

Irving Cano: Puro Corazón
El “Corazón Istmeño” de Irving Ruiz le está dando la vuelta al mundo. Sus temas son diversos, pero es este corazón hecho a manera de collage con retazos de telas estampadas a la manera del Istmo de Tehuantepec, por el que ya se le conoce mundialmente.
De grafitero a muralista; de tagger con tubo de aerosol a maestro de fino pincel… Irving Ruiz nos demuestra que el corazón de su terruño (Santa María Xadani) es el mismo que late en todo el planeta Tierra.
Por su excelencia, a este neo-muralista oaxaqueño de 30 años de edad se le ha invitado a realizar una obra que ha revitalizado la Ciudad de Dubai. Irving Ruiz -no hay duda- es nuestro primer embajador pictórico en los Emiratos Árabes.

Oaxaca2

Judithe Hernández: estética chicana
Única mujer en el grupo de artistas chicanos bautizados como los Four que medio siglo atrás fundó Carlos Almaraz, Judithe Hernández es hoy un pilar de la pintura chicana de inspiración indígena.
Oriunda de Los Ángeles, California, esta artista lleva 45 años exponiendo su obra que le ha valido reconocimientos como El Legado de Sor Juana, premio otorgado en 2018 por el Museo Nacional de Arte Mexicano de Chicago, Illinois.
Su participación en grupos chicanos como Teatro Campesino de California, el Concilio de Arte Popular y el de La Raza de San Francisco, ha incrementado y profundizado su amor por los orígenes. Y en obras como Sálvate México! o La Virgen de la Oscuridad se aprecia el gusto de Judithe por los estampados tradicionales de las telas oaxaqueñas.

Oaxaca3

Zapanteras Negras: Bordando el cambio
Zapanteras Negras es el nombre de un grupo de artistas revolucionarios que ha dejado las armas para reclamar con hilos de colores el derecho a una existencia digna.Zapanteras Negras está conformado por integrantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (México) y The Black Panters (Estados Unidos) que, basándose en las ideas de Malcolm X, Franz Fanon y el Sub-comandante Marcos, se han reencontrado en ciudades como San Cristóbal de las Casas (Chiapas) para bordar sus demandas de igualdad y paz. Su obra también se ha expuesto en Cuba y en Los Estados Unidos.

Oaxaca4

Tlacolulokos
Como muchos mexicanos que optan por cruzar la frontera, los integrantes del colectivo Tlacolulokos (Darío Canul y Cosijoesa Cernas) han padecido los contratiempos característicos de los migrantes. Sus visas no mencionaban la palabra “trabajo” y hasta una noche pasaron en una cárcel californiana.
Los Tlacolulokos no iban a “pizcar” tomates ni a reparar techos (roofers); ellos fueron a California a realizar un mural en la Biblioteca Central de Los Ángeles… ¡Y qué mural! Belleza, imaginación, ingenio, contenido social y si así se desea, pasarela pictórica de la más alta moda oaxaqueña.
Tan atractivos son los trabajos de los Tlacolulokos que su obra ya se encuentra en muros de Lille y de muchas ciudades de México. Murales permanentes o muros efímeros. Por Francia, México y Estados Unidos se despliegan los “tlaculokísimos” personajes que portan los tradicionales (pero muy actualizados) atuendos oaxaqueños.

Oaxaca5