17
Tue, Oct

El urbano uno y dos lucen aun, sus colores blanco todo y de franjas amarillas. Están ahí, en el barrio reposando bajo la sombra de unos morros. Cansados y obsoletos. Fue a fines de los 70s en que aparecieron.

Por el año de 1800 vivió en Juchitán el señor Ricardo Sánchez (conocido con el sobrenombre juchiteco de Cádu Dúúri) quien alcanzó a vivir hasta la edad de ochenta años. En los últimos días de su vida estimó mucho su independencia, desligado de su duro trabajo y llevando una vida contemplativa y temporal en el rancho Shocuapa, al lado de parientes que lo estimaban. Esta ranchería dista de Juchitán aproximadamente unos trece kilómetros hacia el oriente.

La raza chontal, indócil, a la imposición cultural española, conquista, hace décadas. Este fenómeno se explica: la ruta a primer mundo comenzó en el 40. El origen, el famoso, Programa Bracero. Los efectos de la caída de la bolsa de valores, en 1929 y la segunda guerra mundial, forzó los estados unidos contratar 4.5 millones de trabajadores.

I
El cine Lux fue construido allá por 1945 (allende el mar tronaban los cañones de la Segunda Guerra Mundial), permaneció funcionando hasta que llegaron la huelgas, los trabajadores reclamaron sus derechos y el patrón prefirió cerrar las puertas del changarro.

Tequisistlán tiene más de seis siglos de fundada. Es una comunidad vieja. Impregnada de tintes coloniales. Sus casas, calles y callejuelas lucen anticuadas.

En el año de gracia de mil novecientos sesenta y cuatro, el presidente Mauro Gómez decidió remodelar nuestro antiguo parque central. Fue entonces que mandó hacer aquellas cabezotas de héroes ¿te acuerdas?