26
Sat, Sep

Se sabe que el extinto soldado revolucionario, el general Heliodoro Charis Castro, fue el que gestionó, con el apoyo de varios juchitecos, para Juchitán y para la región la Escuela de Enseñanzas Especiales No. 12. Cierto que el combatiente de Ocotlán, Jal. era iletrado, pero también un visionario que impulsó la cultura y el progreso de su pueblo, de su gente.

Dani Guiengoola --'Quiengola' para otras variantes dialectales--, es una montaña situada a pocos kilómetros al noroeste de Santo Domingo Tehuantepec. A más de 400 metros de altura se levanta la ciudadela zapoteca que fue centro ceremonial y político de los últimos soberanos binnigula'sa'.

Desde la calla 16 oí los cantos, voces con quiebres, como cuando los rezadores entonan el ‘alabado’. Con mi pésimo inglés dije: qué hay allí. Y con mi pésimo oído entendí: es la iglesia de Abisinia, todos los domingos hay misas especiales.

La vida se puede medir en historias, en minutos, en anécdotas que van cimentando el carácter de una región. Oaxaca tiene alma de mujer, esencia de mujer. Estoica como es, esta recóndita Oaxaca vale que sea contada desde el fondo hasta el último suspiro.

No es el relato sobre un personaje sobrenatural. Es un “apodo”, por llamarlo de alguna manera, asignado por un locutor de origen chiapaneco avecindado en Juchitán, de un “autobús” escolar de la Escuela de Enseñanzas Especiales No. 12, hoy Esc. Técnica No. 50, que transportaba, previo pago puntual al entonces director Che Bris, 8, 9 y 10 pesos mensuales, a adolescentes estudiantes de Ixtepec, Ixtaltaltepec y Espinal a finales de los años 40 y todos los comprendidos de los 50 y 60 del siglo pasado.

Hace algunos ayeres, con motivo de la instalación del Patronato pro Edificio Histórico de la Aduana de Tampico, A.C., nos visitó en el puerto don Andrés Henestrosa. En dicho evento se presentó el libro “Henestrosa, el otro Andrés: el mío”, imagen y palabra suya, con la participación de Blanca Charolet virtuosa de la lente. Nos visitaron también Susana Harp canto y pasión, Cibeles Henestrosa, y el editor Miguel Ángel Porrúa, a quienes recibí gozosa en casa aquella noche, tras el gran acontecimiento.

Época de Pandemia

Cayaaba Nisaguie' - está lloviendo-; me decía hará 3 días Na' Carmela: ¡qué calor! Y luego sin lluvia. Bien amigos por fortuna han estado lloviendo gracias a Dios. La lluvia es una bendición: los árboles se regocijan, las plantas se llenan de botones, el aire se limpia de polvo, y nuestros corazones se alegran y nuestra neurosis se apacigua. Hasta el sueño en la noche es más profundo, da ganas de abrigarse en la madrugada. En zapoteco la lluvia: nisa guiee' ; que traducido literal sería: agua piedra o piedra de agua. Lo que me lleva a pensar recordando esta reflexión del maestro Andrés Henestrosa que una vez oí que dijo: en el Istmo cayó granizo en los inicios de los tiempos. De ahí su nombre Nisaguiee.

El 19 de agosto de 1915, la ciudad y puerto de Salina Cruz se convirtió en capital provisional del estado de Oaxaca por acuerdo del gobernador Jesús Agustín Castro. En este día se cumplen 105 años de este hecho importante. Para ejercer sus funciones administrativas el gobernador utilizó como oficinas un chalet que la compañía Pearson le rentó.