28
Thu, May

Deportivo Binniza de Juchitán en penumbras, con aparatos de ejercicio en deterioro y convertido en selva

Deportes
Typography

Amigos, a partir de hoy en CORTAMORTAJA que apertura su espacio para la sección deportiva, retomo la columna que en algún diario tuve la oportunidad de crear y se conoció como DE LA PATADA, una columna que aquí no tendrá censura, de análisis y crítica a personajes e instituciones que afectan a la comunidad deportiva sobre todo, y en otros casos a la población en general, esperando sus aportes, denuncias, sugerencias, de cualquier rincón en el Istmo de Tehuantepec, al correo personal titodelapatada@hotmail.com o si lo desean al celular 9711076713 vía whatsapp.

Y bien en esta oportunidad le toca a las autoridades municipales de Juchitán que tienen en el olvido a la Unidad Deportiva Binnizá, mencionarlos como gente DE LA PATADA, este lugar que se ha convertido en criadero de moscos portadores del Zika, Chikungunya, Dengue y más, la maleza que crece al bordo del andador pavimentado donde se ejercita alcanza hasta el metro de altura, hay toda clase de bichos, desde lagartijas, y tlacuaches hasta tarántulas y víboras venenosas, los que tendrían que disponer de una limpieza al área poco les importa y por lo mismo están DE LA PATADA.

La misma unidad deportiva, por las noches en que mucha gente llega a ejercitar saliendo de su empleo, es un peligro ante la oscuridad a falta del alumbrado que prácticamente ya no funciona más de la mitad, en penumbras se pasa por diferentes zonas exponiéndose a una lesión y posibles asaltos, ¿a quién le corresponde esta tarea? Ni modo también a quienes cobran en el Palacio Municipal… bueno en la nómina que su dirigente político maneja, pero que sin duda es elemento DE LA PATADA.

Por supuesto le sirve a algunas parejitas para…. ejercitar juntos, pero es que aparecen prendas íntimas en las mañanas y los policías que habrían de vigilar pues plácidamente platicando en la zona donde hay luz para que estén protegidos, en el mejor de los casos echándose un taco de ojo tratando de adivinar si lavaron sus licras las respetables damas que pasan trotando frente a ellos, guardianes por supuesto DE LA PATADA.

Ah, por cierto una de las denuncias que han llegado a mi correo, son de personas comunes, como usted y yo, quizá llega con carro o motocicleta a la Unidad y para mantener en buenas condiciones el terreno al interior, es buena la medida de no dejar pasar con vehículos, sin embargo, las camionetas de empresas eólicas y otros pudientes tienen la luz verde para introducirse con todo, ya que con una pequeña coperacha a los policías obtienen este goce que no cualquiera ostenta, dar o recibir la mochada para gozar de privilegios es actitud DE LA PATADA.

Los juegos infantiles y aparatos, ante la complacencia de quienes cobran por ponerse el uniforme de policía y guardar el orden en la zona de esta misma unidad, ya la mitad se encuentran obsoletos, han sido utilizados al revés, los juegos infantiles por jóvenes y adultos saciando sus instintos de niño y los aparatos de ejercitar mal empleados como si la meta fuera un premio al que lo destruya primero, tanto el que lo usa como el vigilante que no dice nada, es tipo DE LA PATADA.

El aplauso anticipado va para algunos buenos paisanos que utilizan la Unidad deportiva Binniza de buena manera, muchos han plantado y regado plantas, no tienen otra más que organizarse para ellos mismos hacer una limpieza en el sitio, claro que la autoridad hará su parte y con buen tino… “Justificarán recursos empleados para el acondicionamiento del área”, por supuesto existe el cinismo y si no, al tiempo. Ya se van hay que despedirlos no con la mano, sino con una PATADA.