17
Tue, Oct

Atraerá nuevas plantas eléctricas, proyecto librará de congestión al istmo

Istmo
Typography

Región tiene potencial de 3,000 MW, que requieren una carretera para transitar.

Existe un potencial de generación eólica en el istmo de Tehuantepec de 3,000 MW, lo que equivale a 12 veces la capacidad del parque eólico más reciente aprobado para Oaxaca en la segunda subasta eléctrica de largo plazo, por lo que sólo falta una autopista para desfogar el tráfico eléctrico que atraiga a más inversiones a dicha región.

Esa autopista es la Línea de Transmisión en Corriente Directa Istmo de Tehuantepec, Oaxaca-Valle de México, cuyo proceso de licitación se espera concluir este 2017, para que esté lista en el 2021, afirmó Jorge Araujo, director de Proyectos de Inversión Financiada de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“El istmo de Tehuantepec es una de las regiones más altas del mundo de factor de planta eólico, es impresionante, en este momento existe un corredor de transmisión para llevar lo que está encapsulado de 400 kilovoltios, de cerca de 3,000 MW, que ya tiene 30 años de vida y que está a full de su capacidad”, refirió el funcionario sobre la infraestructura de transmisión actual de dicha región al centro del país.

Afirmó que en las primeras dos subastas eléctricas de largo plazo de la CFE no hubo más proyectos eólicos en la región istmeña “porque tenían que entrar en un lugar donde la infraestructura de transmisión ya está prácticamente saturada y el operador del sistema no otorgaría una autorización de instalación, si no hay una carretera donde desfogar la electricidad”.

De hecho, de 52 centrales eléctricas que se van a construir a partir de las ofertas ganadas en estas primeras dos subastas -principalmente eólicas y fotovoltaicas- apenas una estará localizada en Oaxaca, siendo que la región tiene un enorme potencial para la generación eléctrica a partir del viento. Se trata de un proyecto de la firma EDF México por 252 MW, una doceava parte de lo que podría albergar la región.

Araujo Balderas afirmó que una vez que esté lista la licitación de la nueva línea de transmisión al Valle de México -que se extenderá por 610 kilómetros de cableado a una tensión de 500 kilovoltios de corriente directa-, podrá existir la confianza de los generadores para plantear proyectos eólicos en Oaxaca en las próximas licitaciones eléctricas de largo plazo, en las que la CFE dejará de ser el comprador exclusivo.

“Una vez que salgamos con la licitación, que esté firme, sí podrán apostar por la región, porque el Centro Nacional de Control de Energía va a poder dar los permisos a los generadores para interconectarse (...) así, cuando la línea inicie en el 2021 ya tendrá demanda que atender”, afirmó Jorge Araujo.

Con información de El Economista