22
Thu, Aug

El Faro de Cortés un patrimonio histórico de la humanidad

Istmo
Typography

Salina Cruz, Oaxaca.- (Cortamortaja) Considerado un monumento histórico y patrimonio de los porteños, el Faro de Cortés ha sido durante muchos años un emblema el cual se ubica en la parte alta de Ensenada la Ventosa.


Sobre el cerro del Morro fue construido en Faro de Cortés en el año de 1529 bajo las órdenes del Hernán Cortés ordenó a Pedro de Alvarado y Fray Bartolomé la construcción de este importante monumento que hasta nuestros días sigue siendo un patrimonio y testigo mudo de los sucesos que han pasado en el Istmo de Tehuantepec.
De acuerdo con el cronista de la ciudad, Fernando Villalana explicó que el Faro de Cortés, es uno de los monumentos históricos coloniales que forman parte fundamental de la historia de México. Por ello, se le da la importancia para Oaxaca, México y el mundo por la conquista y la llegada de Hernán Cortés.
Narró que por primera vez en que pisó tierras istmeñas Pedro de Alvarado y Fray Bartolomé de Olmedo llegaron en el año de 1522 decidieron llamar Guadalcázar. Esto, porque era un lugar natural y con una belleza única que los cautivó.

FaroDeCortes SalinaCruz2Después de una larga travesía y después de 5 años, exactamente en el año de 1527 por primera vez llegó Hernán Cortés y luego de realizar una inspección ordenó que se situaran en este lugar por su belleza sin igual.
Una vez que llegó a lo que hoy se conoce como Bahía Ensenada la Ventosa ordenó construir navíos como San Tomás, San Vicente, Santa Águeda y San Lázaro que partieron las expediciones que conquistaron California, su península y su golfo, hoy Golfo de Cortés; de ahí también surgió la ruta hacia Callao, Perú, y a la Isla Múcura, Colombia.
Al tener noticia el Rey de España de ésta y otras hazañas de Cortés, en 1528 le otorgó el título de Marqués del Valle, cuyos dominios abarcaban desde Cuernavaca hasta Tehuantepec. Poco después, una diferencia con el ayuntamiento de Antequera, le revocaría esta cesión de territorio. El litigio duró 29 años y finalmente otorgó un fallo favorable al entonces, ya fallecido conquistador. Martín Cortés, su hijo, recibió nuevamente en propiedad aquellos terrenos.

El Faro de Cortés, permaneció activo unos años más después de la muerte de su fundador, pero ha permanecido en alto para ser testigo de la transformación de Salina Cruz y su área circundante en una importante región petrolera, que adquirió la categoría de Puerto de Altura en 1821 por decreto del presidente Juárez.