23
Mon, Sep

3 millones de pesos en Biblioteca Digital durante la administración de Gloria Sánchez en la basura

Istmo
Typography

Juchitán de Zaragoza, Oaxaca (Cortamortaja). – Una de las obras que fueron anunciadas con bombos y platillos por Gloria Sánchez López como presidente municipal de Juchitán (2017-2018) y, que en su momento se anunciará una inversión de tres millones de pesos en su construcción y equipamiento, hoy muestra la sombría realidad del despilfarro y la justificación de los 65 millones de pesos que usufructuó la gobernante en su momento.

65 millones de pesos que pago la empresa Eólica del Sur al Ayuntamiento, 3 millones fueron destinados para la construcción de la Biblioteca Digital en Juchitán, de acuerdo al informe que diera a conocer en su momento la alcaldesa, y hoy legisladora local e integrante de la Comisión de Transparencia del Congreso del Estado. La presidente municipal en ese entonces Gloria Sánchez López anunció que los trabajos de construcción y equipamiento quedaría para finales del año 2018, sin embargo, el edificio, no cuenta con energía eléctrica, sistema de climatización, mobiliario y mucho menos las computadoras que fueron anunciadas.

Según el anuncio, la Biblioteca Digital contaría con más de 80 computadoras que estarían disponibles para el uso gratuito de los niños y jóvenes de la ciudad, así como el público en general, pero en la realidad ninguno de estos equipos se encuentra en el edificio que luce abandonada, con basura que no justifican la erogación de los tres millones de pesos, que supuestamente fueron invertido ahí.

La construcción no reúne los requerimientos correctos para su edificación, sin embargo y pese a ello se llevó a cabo, a pesar de las afectaciones efectuadas en el pavimento de la calle donde fue edificado (Avenida Benito Juárez).

El proyecto de edificación fue ejecutado, pero el equipamiento (computadoras etc.) de la Biblioteca Digital, se desconoce si fueron adquiridas y si así fuese, donde se encuentran, porque en el edificio no existen, sin embargo, los tres millones de pesos fueron justificados y ya nuca volvieron a las arcas municipales.