01
Thu, Oct

Sin familiares, científico oaxaqueño acusado de espía encara a la justicia

Mexico
Typography

Con cinco minutos de retraso, exactamente a las 10:05 horas, sin familiares ni amigos, pero con presencia del personal del Consulado General de México en esta ciudad, comenzó la audiencia de detención programada para el prominente científico mexicano Héctor Alejandro Cabrera Fuentes, quien quedará detenido sin fianza.


El oaxaqueño fue arrestado el pasado 16 de febrero en el Aeropuerto Internacional de Miami, acusado de acciones de espionaje a favor de un país extranjero, en este caso Rusia, sin haber informado al Fiscal General de la Unión Americana, según consta en reportes del Departamento de Justicia de ese país.

Con semblante serio y sin manifestar alguna emoción en particular, el científico se presentó con uniforme de detenido color beige y encadenado de pies y manos.
La audiencia fue colectiva, puesto que Cabrera Fuentes estaba sentado junto a otros cinco detenidos y los seis iban levantándose para hablar frente al juez y escucharlo; él fue el cuarto. El abogado público temporal para Cabrera Fuentes dijo que éste aceptó seguir en prisión, mientras su familia busca contratar a un defensor privado.

“Si sus circunstancias cambian, usted pudiera, sin duda, solicitar fianza más adelante (...) Esperamos que pueda conseguir un abogado”, le dijo el juzgador Chris McAliley a Cabrera en una breve audiencia.
En una sala llena de prensa local, nacional e internacional, el procedimiento duró menos de 10 minutos y una vez que pasó el turno de Cabrera Fuentes casi se vació el área.

Sin cámaras ni celulares ni grabadoras, cada periodista salió del recinto con sus apuntes. Personal del Consulado General de México en Miami permaneció hasta el final.
Los acusados salieron por una puerta diferente custodiados por el servicio de alguaciles. Ni a la entrada ni a la salida de la Corte de Distrito de Florida en Miami hubo algún familiar o amigo del científico oaxaqueño.
Cabrera Fuentes fue detenido el 17 de febrero por agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), después de que un día antes lo retuvo el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza.

El oaxaqueño llegó con una mujer identificada como “legalmente casada con él en México”.
La pareja iba a viajar de regreso a su país natal cuando los agentes inspeccionaron el teléfono de ella y descubrieron en la carpeta de imágenes, borradas recientemente, una foto de la matrícula del vehículo “de una fuente del gobierno de Estados Unidos”.
Cabrera admitió que le había encargado a su acompañante tomar la fotografía y que un funcionario ruso le ordenó realizar esta operación.
En su celular se hallaron pruebas de la interacción con el agente de Moscú, de acuerdo con la acusación. El científico confesó a los agentes del FBI que tiene una esposa rusa; ella tiene dos hijas. Según lo que contó, el elemento le ayudaría a su pareja y a las mujeres a salir de ese país. “Nos podemos ayudar el uno al otro”, habría dicho el funcionario.

Dejaron libres a mujer y niños

En el aeropuerto de Miami, el científico, la mujer y dos menores que los acompañaban fueron llevados a un área de seguridad del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos.
Posteriormente Cabrera Fuentes fue trasladado a instalaciones carcelarias para detenidos y, según una fuente diplomática mexicana en la Unión Americana, a la mujer y a las menores se les permitió retirarse.

Nacido en El Espinal, Oaxaca, el científico mexicano es un hijo predilecto de su región.
Con grandes reconocimientos y premios internacionales, dos doctorados y enfocado en la Cardiología vascular y la Microbiología, fue considerado en 2018 para recibir el Nobel de Medicina por sus aportaciones a la prevención de enfermedades del corazón.
La audiencia de ayer fue de presentación formal ante un juez y el próximo 3 de marzo, en la misma Corte, tendrá una cita para que lean los cargos de los cuales se le acusa.

 


*Con información de agencias