21
Mon, Aug

Supers le comen el mandado a las tienditas

Mexico
Typography

Los pequeños establecimientos ya no son el principal canal de venta minorista al reducir su participación en el sector de 39.3 a 37.2 por ciento en un año, derivado de la expansión de unidades de conveniencia y formatos pequeños de las grandes cadenas.

Los mexicanos van cada vez más al súper y menos a las ‘tienditas de la esquina’, en gran parte impulsados por la proliferación de los pequeños formatos de Wal-Mart, Soriana y Chedraui, que se suman a la acelerada expansión de las cadenas de conveniencia.

En los últimos 12 meses terminados a marzo de 2017, el canal tradicional tuvo una participación en las ventas al menudeo de 37.2 por ciento, por debajo del 39.3 por ciento de igual lapso de un año antes, según datos de la consultora Kantar Worldpanel. En cambio, los autoservicios la elevaron de 39 a 41.2 por ciento en igual periodo.

Además, los mexicanos redujeron el número de ocasiones de compra en ‘las tienditas’, al pasar de un promedio de 39.9 veces en el primer trimestre de 2016 a 37.4 ocasiones en el mismo lapso del año pasado. En contraste, en los supermercados aumentó de 25.6 a 28.3 veces.

Expertos explicaron que la fuerte expansión de cadenas como Wal-Mart, con su enfoque en formatos de tienda pequeños y FEMSA con sus unidades Oxxo, le han quitado participación de mercado a las ‘tienditas de la esquina’ que en el último año perdieron el liderazgo como el principal canal de venta minorista.

Desde 2014 se observó una caída en la penetración de este canal de comercio con una contracción promedio de 2 puntos porcentuales al año.
En cambio cuando prevaleció el entorno de consumo débil, el canal tradicional superó a los autoservicios con crecimientos de hasta 3 puntos porcentuales al año.
“Estas ‘tienditas’ tienen una importancia muy alta en el mercado, pero sí se refleja una contracción del gasto del hogar en este canal, sobre todo por el crecimiento que han estado teniendo las cadenas de autoservicio, es una tendencia que se ve hoy en el mercado”, explicó Nallely Tufiño, analista de Kantar Worldpanel.

En los últimos tres años las ventas de ese tipo de comercios registraron caídas de 10 a 15 por ciento, en contraste con los autoservicios de la ANTAD que reportaron un alza de 6 por ciento, de acuerdo con datos de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

“Hay una pelea tan dura por el mercado, que ciertamente el nicho del pequeño comercio y de proximidad con el consumidor se ha hecho atractivo para cadenas como Wal-Mart que ya incursionan en este negocio. Los factores que más nos afectan son el mercado negro y la informalidad, que compiten con el mercado legal de manera desleal pues los precios del mercado negro tienen un margen de operación a su favor muy importante”, dijo Cuauhtémoc Rivera, presidente de la ANPEC.

Uno de los elementos que más incide en la desaceleración del crecimiento de las ‘tienditas’ es la frecuencia de visita, pues al cierre del primer cuarto de 2017 en promedio las idas de un consumidor a este canal de ventas cayeron 6.4 por ciento, frente a un alza de 3.4 por ciento en los súper e hipermercados, que registraron 28.3 visitas en los tres meses de estudio.

Según expertos, esto se debe a una preferencia por parte del consumidor por llevar a cabo compras mejor planeadas, como puede ser la despensa semanal, y en ese sentido las personas prefieren acudir al autoservicio por la variedad de productos que ofrecen.

abarrotes

¿DESAPARECERÁN ABARROTEROS DE BARRIO?
Pese a la creencia de que el canal tradicional de venta podría desaparecer en pocos años, expertos creen que la fuerte actividad económica que representan estos negocios haría difícil un escenario de esa naturaleza.

“Ha habido algunos comentarios de que el canal tradicional podría desaparecer en algún momento, pero ese canal es muy fuerte y si en algún momento va a desaparecer no será a corto plazo”, expresó Tufiño.

En México hay poco más de un millón de tienditas, donde el 85 por ciento de ellas tienen tres o más años de vida, según datos de la ANPEC.

Según el organismo, el 15 por ciento restante son unidades de negocio que cierran y otros nuevos los reemplazan año con año. Como referencia, hay sólo 22 mil tiendas de conveniencia en todo el país.

“Ellos (los autoservicios) operan con desventaja, pues no son conocidos por el lugar, es decir, no son del ‘barrio’. Segundo, operan con terceros y las tienditas operan con familia y tercero, tienen que edificar un inmueble donde se hará el punto de venta y en el formato tradicional son las mismas casas de la gente”, puntualizó Rivera.

Las ventas promedio mensuales de estos comercios ascienden a 25 mil pesos en zonas con baja actividad económica y a 40 mil pesos en áreas más fuertes, con una generación mensual de 20 por ciento de utilidades.

Con información de El Financiero