10
Fri, Jul

Construirán carretera de 6 mil mdp al Istmo

Oaxaca
Typography

Un Libramiento de 66.4 kilómetros conectará las carreteras que van del centro del país hacia Oaxaca


La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) prevé una inversión de seis mil 243.8 millones de pesos para construir en los próximos dos años una vía carretera de 66.4 kilómetros en Oaxaca para conectar el centro del país con el Istmo de Tehuantepec, una zona prioritaria para el gobierno federal y donde ya se trabaja en un corredor interoceánico.

Los recursos para el Libramiento Sur de Oaxaca, como se denomina el proyecto publicado en la Cartera de Inversión de la Secretaría de Hacienda, requerirá recursos que en su mayoría provendrán de entes privados.
El Libramiento será de cuota y se unirá con la denominada súper carretera Mitla- Tehuantepec, de 170.96 kilómetros, actualmente en construcción por parte de- Grupo Carso, Carlos Slim, quien a mediados del año pasado firmó un acuerdo con el presidente Andrés Manuel López Obrador para terminar ese tramo en menos de 40 meses. Esa obra inició desde hace tres sexenios pero ha enfrentado conflictos sociales y falta de presupuesto.
En un análisis del costo-beneficio del Libramiento Sur, la SCT señala que el proyecto tiene como objetivo la disminución de los costos generalizados de viaje de los usuarios de largo itinerario provenientes de la región centro país, que hasta ahora deben atravesar la parte centro de la zona metropolitana de la ciudad de Oaxaca, y que tienen como destino, entre otros, el puerto industrial de Salina Cruz y la Refinería de de Pemex Antonio Dovalí Jaime, en la región del Golfo de Tehuantepec.
“El proyecto contribuirá de forma directa al Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec, el cual busca mejorar las condiciones de vida de la población istmeña, ofrecer participación y alianza en los proyectos estratégicos”, señala el documento.
El gobierno federal prevé que el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT) aumente hasta 11.6 veces el transporte de carga en la región. Asimismo, se espera la llegada de diversas industrias a la zona y la construcción de 10 parques industriales, por lo que además del tren interoceánico se requerirá la conexión terrestre mediante vialidades y entronques.

carretera istmo2

De acuerdo con el proyecto, en el primer cuatrimestre de 2020 se realizarán los estudios de preinversión. Este mismo año se llevará a cabo la adquisición de derechos de vía y se iniciarán las obras.
La mayor parte de los recursos (46 por ciento) provendrá de la iniciativa privada, el resto serán recursos estatales y subvenciones del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin).
El vehículo de coordinación de la administración pública federal para la inversión en infraestructura destinará 600 millones de pesos para adquirir derechos de vía, según informó la SCT en una ficha que compartió a El Sol de México.
Previo a ello, la dependencia deberá atender observaciones emitidas por la Unidad de Inversiones para obtener la clave de cartera y así solicitar a Fonadin los apoyos para la liberación del derecho de vía, añade.

Entre los 10 riesgos para el proyecto que la SCT identificó destaca la obtención del la liberación de vías, esto es, el pago a ejidatarios y construcciones ubicadas en la zona por donde atravesará el Libramiento.
Otros riesgos que la dependencia determinó son posibles sobrecostos en la construcción, falta de recursos durante la obra, conflictos sociales, aumento de costos en el mantenimiento y riesgos contractuales o de normativas aplicables.
El documento detalla que la obra será una concesión estatal, cuya vigencia está por definirse.
La dependencia estima que la afluencia de la vialidad sea de dos mil 436 vehículos por día los que recorrerán ese tramo para librar el paso por la ciudad de Oaxaca.
La obra, añade el análisis de costo beneficio, se unirá con la autopista Mitla- Tehuantepec que actualmente está en construcción. Este proyecto se retomó a mediados del año pasado, cuando tenía un avance de 67 por ciento, pero el compromiso de Carlos Slim es concluirla en 2020.
Como parte de esta conexión estratégica con el Istmo, el Libramiento Sur de Oaxaca busca impulsar el turismo del estado, ya que recortará los costos y tiempos de traslado para quienes se dirigen desde el centro del país a sitios turísticos como Puerto Escondido, Brisas de Zicatela, Agua Blanca, Mazunte, Puerto Ángel, Pochutla y Huatulco, entre otras del Pacífico.

Con información de: El Sol de México