01
Thu, Oct

Gobierno de Murat, el de mayor violencia feminicida en Oaxaca

Oaxaca
Typography

OAXACA.- Con 458 casos de mujeres asesinadas, en tres años de gobierno, el sexenio de Alejandro Murat Hinojosa se perfila como el de mayor violencia feminicida en la historia de Oaxaca.

"Desafortunadamente lo que se puede constatar es que estamos frente a un Estado fallido, pues la actual administración de Alejandro Murat, con poco más de tres años de gobierno, ha acumulado 458 casos, el 86% de la cifra más elevada de los últimos cuatro sexenios, 527 registrados en la administración de Gabino Cue, lo que perfila, de mantenerse esta tendencia, como la de mayor violencia feminicida en la historia reciente de Oaxaca", revela el Grupo de Estudios sobre la Mujer "Rosario Castellanos" (GESMujer).
Según los datos acumulados por la organización, a dos años de la Declaratoria de Alerta por Violencia de Género, se mantiene y se extiende la violencia feminicida en Oaxaca, con un acumulado de 243 niñas y mujeres asesinadas.
El 30 de agosto de 2018, la Secretaría de Gobernación emitió la declaratoria de Alerta por Violencia de Género (AVG) en 40 municipios de la entidad, ante la gravedad de la violencia que enfrentan las niñas y las mujeres oaxaqueñas, y la incapacidad de salvaguardar su libertad, integridad y su vida.
De acuerdo con el monitoreo de violencia feminicida del GESMujer, de los 243 asesinatos violentos de niñas y mujeres, 151 ocurrieron en municipios con AVG, lo que representa 62%, lo cual refleja que ante la falta de acciones contundentes por parte de los tres niveles de gobierno, no se ha logrado detener la violencia feminicida y, por el contrario, se está extendiendo a municipios no considerados en situación de riesgo.
Luego de preguntarse ¿por qué ha fallado la AVG?, la organización reconoció que la violencia hacia las mujeres y las niñas es un grave problema estructural, pero también contribuye la suma de omisiones y negligencias en su atención, lo que significa que hay indicios que pueden predecir el nivel de riesgo de sufrir una muerte violenta, y es ahí donde urge una actuación profesional, oportuna y estratégica.
De acuerdo con GESMujer, es necesario contar con un mapeo que permita identificar los niveles y gravedad de violencia familiar, violencia sexual y de género, además de la emisión de órdenes de protección y los casos de niñas y mujeres desaparecidas.
Ante la falta de resultados en la implementación de la Alerta, manifestó la urgencia de hacer un recuento de algunos factores que explican este fracaso y que deben ser atendidos, reconociendo además que como ciudadanía seguirán demandando acciones para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia hacia las niñas y las mujeres.
Por ello, es urgente que las instituciones encargadas de implementar las políticas públicas orientadas a la prevención, atención y sanción de la violencia hacia las mujeres y las niñas, cuenten con una estrategia coordinada que les permita identificar y atender la problemática, apuntó.
"Con voluntad política y acciones efectivas, esta realidad podría cambiar, pero se requiere actuar en el presente, definir un rumbo claro, monitorear y evaluar resultados, hacer los cambios que se requieran, y sumar esfuerzos y voluntades a favor de la protección de los derechos humanos de las mujeres".

Gobierno de Murat, el de mayor violencia feminicida en Oaxaca

OAXACA.- Con 458 casos de mujeres asesinadas, en tres años de gobierno, el sexenio de Alejandro Murat Hinojosa se perfila como el de mayor violencia feminicida en la historia de Oaxaca.


"Desafortunadamente lo que se puede constatar es que estamos frente a un Estado fallido, pues la actual administración de Alejandro Murat, con poco más de tres años de gobierno, ha acumulado 458 casos, el 86% de la cifra más elevada de los últimos cuatro sexenios, 527 registrados en la administración de Gabino Cue, lo que perfila, de mantenerse esta tendencia, como la de mayor violencia feminicida en la historia reciente de Oaxaca", revela el Grupo de Estudios sobre la Mujer "Rosario Castellanos" (GESMujer).
Según los datos acumulados por la organización, a dos años de la Declaratoria de Alerta por Violencia de Género, se mantiene y se extiende la violencia feminicida en Oaxaca, con un acumulado de 243 niñas y mujeres asesinadas.
El 30 de agosto de 2018, la Secretaría de Gobernación emitió la declaratoria de Alerta por Violencia de Género (AVG) en 40 municipios de la entidad, ante la gravedad de la violencia que enfrentan las niñas y las mujeres oaxaqueñas, y la incapacidad de salvaguardar su libertad, integridad y su vida.
De acuerdo con el monitoreo de violencia feminicida del GESMujer, de los 243 asesinatos violentos de niñas y mujeres, 151 ocurrieron en municipios con AVG, lo que representa 62%, lo cual refleja que ante la falta de acciones contundentes por parte de los tres niveles de gobierno, no se ha logrado detener la violencia feminicida y, por el contrario, se está extendiendo a municipios no considerados en situación de riesgo.
Luego de preguntarse ¿por qué ha fallado la AVG?, la organización reconoció que la violencia hacia las mujeres y las niñas es un grave problema estructural, pero también contribuye la suma de omisiones y negligencias en su atención, lo que significa que hay indicios que pueden predecir el nivel de riesgo de sufrir una muerte violenta, y es ahí donde urge una actuación profesional, oportuna y estratégica.
De acuerdo con GESMujer, es necesario contar con un mapeo que permita identificar los niveles y gravedad de violencia familiar, violencia sexual y de género, además de la emisión de órdenes de protección y los casos de niñas y mujeres desaparecidas.
Ante la falta de resultados en la implementación de la Alerta, manifestó la urgencia de hacer un recuento de algunos factores que explican este fracaso y que deben ser atendidos, reconociendo además que como ciudadanía seguirán demandando acciones para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia hacia las niñas y las mujeres.
Por ello, es urgente que las instituciones encargadas de implementar las políticas públicas orientadas a la prevención, atención y sanción de la violencia hacia las mujeres y las niñas, cuenten con una estrategia coordinada que les permita identificar y atender la problemática, apuntó.
"Con voluntad política y acciones efectivas, esta realidad podría cambiar, pero se requiere actuar en el presente, definir un rumbo claro, monitorear y evaluar resultados, hacer los cambios que se requieran, y sumar esfuerzos y voluntades a favor de la protección de los derechos humanos de las mujeres".

 

Info: La silla rota