10
Sat, Apr

Le llueven reclamos al secretario de Salud de Oaxaca durante su comparecencia

Oaxaca
Typography

 

OAXACA, Oax. (apro).- La comparecencia del secretario de Salud de Oaxaca, Juan Carlos Márquez Heine, se convirtió en un rosario de reclamos, tanto de sus trabajadores que trasladaron sus protestas hasta el Congreso local, como de los propios legisladores que cuestionaron que, pese al aumento de 18.2% al presupuesto de salud, aprobado por la 64 Legislatura, no se perciben avances reales.

Por el contrario, evidenciaron “la falta de estrategias, de claridad y compromiso por parte del gobierno del estado, factores que han impactado negativamente en la entidad y que se han agravado con la pandemia por la covid-19”.

Desde temprano, las puertas del Congreso fueron clausuradas por trabajadores de la salud, principalmente los de contrato, que con pancartas cuestionaron a las autoridades:

“La pandemia les llegó como anillo al dedo para seguirse robando el dinero”, “Insabi ingrato ya dame mi contrato”, “Cumplimiento del decreto”, “¿Y dónde está el INSABI? Gobierno de Oaxaca no cumple”; “¡Heine gachupin, estás ocupando el puesto de un chapulin!”, “Dónde quedó el recurso que mandó el Insabi para la recontratación de los trabajadores de salud” y “Murat ladrón, danos solución”.

Integrantes del Frente Nacional de Trabajadores de Salud de la República Mexicana denunciaron que el gobierno de Oaxaca deja sin atención a población vulnerable al despedir a 2 mil 600 trabajadores de contrato y no pagar su primera quincena de enero a otros 200 médicos, enfermeras y administrativos.

La médica adscrita al hospital básico comunitario de San Jacinto Tlacotepec, Tania de Monserrat Mora Arango, denunció: los trabajadores de contrato “no tenemos equipo adecuado para atender la pandemia. Muchos tenemos que comprar el equipo. Muchos se han contagiado. En lo que va del mes de enero tres han fallecido”.

Para reforzar su dicho mencionó el caso de una médica de especialidad rural, de quien seis familiares fallecieron “porque ella se contagió y llevó el virus a su casa. No tienen ninguna prestación social, sin ningún apoyo de ningún tipo y ahora nos están recortando el salario y sin respuesta del gobierno, eso es una injusticia”.

La especialista en medicina del niño y del adulto de los servicios rurales de salud manifestó que llevan “seis años trabajando, y actualmente lo estamos haciendo sin un peso porque no ha sido depositada la primera quincena de enero, y todo lo del equipo de protección corre de nuestra cuenta”.

Ya en el recinto legislativo, el diputado César Enrique Morales Niño, del Partido del Trabajo (PT), exigió explicar qué procedimientos o acciones se han iniciado contra funcionarios o exfuncionarios de la Secretaría de Salud, ante probables desvíos cometidos en el Hospital de la Mujer, situación que ha provocado la entrega de esta infraestructura al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), dejando desprotegidas a las mujeres, que representan el 70 % de las atenciones médicas en la entidad.

A su vez, el presidente de la Comisión Permanente de Salud, Emilio Joaquín García Aguilar, manifestó que en los cuatro años de la actual administración estatal, los avances son nulos, los datos no concuerdan con la realidad y se mencionan gastos millonarios, pero los centros de salud siguen sin implementos y medicamentos suficientes. El gasto es mucho y los avances pocos, soltó.

En su oportunidad, el diputado Saúl Díaz Bautista exigió mayor contratación de personal de salud y solicitó aclarar el descuento salarial de 40% anunciado al personal eventual, pese a que este año la Secretaría de Salud contará con un aumento en su presupuesto de 18.2 %, en comparación con el ejercicio fiscal 2020.

En su intervención la representante popular María de Jesús Mendoza Sánchez exhibió la falta de personal médico, de enfermería y áreas especializadas para atender el covid-19 en las unidades médicas de Oaxaca, lo que ha ocasionado que a muchas personas enfermas se les rechace y les nieguen atención.

En respuesta, Juan Carlos Márquez Heine informó que se han invertido más de 400 millones de pesos en infraestructura médica, y durante 2020, dijo, se brindaron 12.1 millones de servicios de atención a la salud.

Con el actual gobierno, sostuvo, se logró adecuar 26 nosocomios híbridos en el estado, para brindar atención a las personas con covid-19, con una capacidad de 455 camas reconvertidas; además, se habilitó un hospital móvil de 50 camas, con una inversión de 18 millones de pesos, a través de los cuales se ha mantenido la disposición operacional para el cuidado especializado de los pacientes con coronavirus.

En esta reconversión, explicó, se destinaron 26.6 millones de pesos para el Hospital de la Mujer y el Niño Oaxaqueño, presupuesto que permitió adquirir 50 ventiladores y 20 cámaras térmicas.

El funcionario estatal precisó que se designaron 357.6 millones de pesos para equipamiento e insumos para la atención a la pandemia, con lo que se adquirieron: 30 respiradores artificiales, cinco unidades de radiología portátil digital, 150 monitores de signos vitales, 10 carros con equipo completo para reanimación, tres ventiladores de transporte y urgencias, 10 mil pruebas covid, ocho mil pruebas rápidas covid, un equipo de Rayos X, dos electrocardiógrafos hospitalarios y 150 flujómetros.

Indicó que, con el fin de dignificar los espacios y los servicios de atención a las y los ciudadanos, se invirtieron 409 millones de pesos en infraestructura en salud, con lo que se realizaron obras como: la conclusión del hospital General de la Heroica Ciudad de Tlaxiaco, y la ampliación y equipamiento del Centro Estatal de Oncología y Radioterapia de Oaxaca (CORO), que a la fecha tiene 60% de avance.

También se equiparon 12 hospitales comunitarios, se rehabilitaron cinco Centros de Salud, se inició la sustitución de seis unidades médicas de primer nivel de atención en Juchitán de Zaragoza, Santiago Juxtlahuaca, San Gabriel Mixtepec y Santo Tomás Ocotepec.

Márquez Heine señaló que, a través del Programa de Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos para la Población sin Seguridad Social Laboral, se destinaron 68 millones de pesos para rehabilitar y equipar 124 unidades médicas de primer nivel y 7.6 millones de pesos para tres hospitales comunitarios de Santa Catarina Juquila, Chalcatongo de Hidalgo y Río Grande.

Finalmente, especificó que por medio del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud se destinaron 18 millones de pesos para equipar 48 centros de salud, 9.3 millones de pesos para rehabilitar 14 unidades médicas, 2.5 millones de pesos para fortalecer el hospital comunitario de Teotitlán de Flores Magón, así como 74.8 millones de pesos para continuar los trabajos del hospital comunitario de Ixtlán de Juárez, que tiene un avance de 30%.

 

 

información de: Proceso