16
Fri, Nov

Damnificados desmienten a Murat y Robles: Oaxaca “no está de pie”

Oaxaca
Typography

Oaxaca, Oax. (apro).- A 275 kilómetros de la zona cero, el epicentro del desastre que dejó el terremoto del 7 de septiembre del año pasado, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa y la representante presidencial Rosario Robles Berlanga conmemoraron un “año de la tragedia” y aseguraron que los gobiernos federal y estatal “han cumplido cabalmente”.

Este viernes, mientras en la Alameda de León, en esta capital, Murat presidía el acto conmemorativo denominado “A un año de la tragedia, Oaxaca está de pie”, en el Istmo de Tehuantepec se realizaron marchas, bloqueos carreteros y foros en los cuales los damnificados emplazaron a los gobiernos estatal y federal a cumplir las promesas de reconstrucción que hicieron a los pueblos zapotecas, huaves, mixes y chontales.

La Coordinadora General de Damnificados realizó una marcha pacífica del panteón municipal de Asunción Ixtaltepec al centro de la población, donde se llevó a cabo un foro regional.

Maestros de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE) también salieron a las calles para protestar, y lo mismo hicieron damnificados de Matías Romero.

Antes, autoridades y padres de familia de la Ventosa, Matías Romero y Jalapa del Marqués realizaron bloqueos carreteros para demandar que el gobierno de Murat los atienda, pues a un año del desastre hay más de 688 escuelas sin reconstruir, mientras que aproximadamente 100 mil estudiantes reciben clases debajo lonas o de las sombras de los árboles, así como en galeras y estacionamientos,exponiéndose a enfermedades.

En Juchitán se izó la bandera a media asta, y las autoridades municipales solo colocaron una ofrenda floral.

Los maestros destacaron que este viernes salieron a las calles “en apoyo a la ciudadanía, a los alumnos, a los padres de familia, para decirles que, así como se han llevado las consignas y logros de uniformes y útiles escolares, ahora son solidarios con este pueblo para que les cumplan las promesas de reconstrucción que hizo el presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

“No sólo pedimos que se parchen las escuelas o se tomen la foto. Hoy el malestar es en todo el Istmo. Hoy ya no queremos mesas en la capital, sino que vengan a la región y vean la realidad de laafectación. La temporada de lluvias y frío están a la vuelta de la esquina, ¿y cómo sí hay suficiente dinero para reconstruir cuarteles y no para reconstruir a las aulas?”, se quejaron.

Precisaron que la gente de Jalapa del Marqués realizó un bloqueo carretero que duró cerca de 48 horas, “y si no es con esa movilización el gobierno no integra esas mesas donde pueda dialogar con los padres”.

A un año de la tragedia, los maestros resaltaron que solamente en las escuelas donde vinieron los políticos a tomarse la foto es donde se ha dado la reconstrucción, porque en casi 70% nisiquiera han hecho acto de presencia las constructoras.

“Y qué decir de la ciudadanía, que a cuentagotas le están dando apoyos con las tarjetas del Fonden, un recurso que han manipulado para las campañas y para condicionar programas sociales, entonces, hoy emplazamos al gobierno a que asuma su responsabilidad a cumplir todas las promesas que hicieron a esta ciudadanía para que a corto plazo se dé la reconstrucción de casas y escuelas”.

En tanto, en Matías Romero desmintieron a los gobiernos federal, estatal y municipal al señalar que el Istmo no está de pie, como se ha dicho, porque hay damnificados que no han sido censados ni atendidos por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), cuya titular es Rosario Robles.

“Se han llenado la bocota de que el Istmo está de pie y realmente tuvimos que movilizarnos para desmentir las declaraciones del gobierno con una marcha-caravana a la Ciudad de Méxicoy marchas en la región, así como retenciones de funcionarios y plantones. Es una farsa del gobierno porque hay muchos damnificados que no han sido atendidos”.

En un comunicado difundido este viernes, el gobernador Murat aseguró: “Oaxaca está en marcha y este es el ejemplo de que estamos de pie”.

El director de la escuela secundaria técnica número 50 de Juchitán, José Juan Carrasco López, manifestó: “Me da tristeza porque regresamos a la época de Rafael Ramírez, cuando las escuelas rurales recibían clases bajo un árbol y con una pizarra. Esto no nos asusta, pero sí lamentamos las condiciones en que tenemos a los muchachos. Son siete horas a la intemperie, bajo una lona, con lluvia en algunos casos, y da tristeza que no nos escuchan”.

Agregó: “Tenemos 24 grupos, y de esos, nueve a la intemperie, siete grupos en el domo, en espacios, cuatro en estacionamiento y en espacios provisionales o bajo un árbol y lona. No contamos con espacios, son dos turnos, y son 850 alumnos. Esos hechos desmienten al gobernador cuando dijo que las escuelas están restablecidas al 100%”.

Según el profesor, pueden constatar que más de 70 u 80% en la región del Ismo no están en condiciones para realizar el trabajo educativo. “Y el claroejemplo es la técnica 50”, puntualizó.

En Asunción Ixtaltepec, la Coordinadora de Damnificados demandó una auditoria para saber en dónde quedaron todos los apoyos de gobiernos extranjeros, sociedad civil y organizaciones no gubernamentales.

También se quejaron de que más de 300 damnificados de San Juan Mazatlán, Mixe, no han recibido sus tarjetas de Bansefi y que ahora una empresa enviada por la esposa del gobernador del estado, Ivette Morán de Murat, pretende construir las viviendas.

Pero en esta capital, Rosario Robles presumió –ante un presídium trajeado y de luto– que la reconstrucción “se caracterizó por ser un proceso participativo en donde la decisión fue empoderar al beneficiario y donde la gente recibió el recurso para reconstruir su vivienda”.

El gobierno de la República, a través de Sedatu, “emprendió el proceso de apoyo”, sostuvo, pero aclaró que “no manejó ningún peso, no contrató a ninguna empresa privada, el dinero lo recibió quien es más interesado en reconstruir su hogar: la familia damnificada”.

Entonces, agregó, “los gobiernos han cumplido cabalmente con la entrega de tarjetas y la firma de beneficiarios”.

En las redes sociales, Murat Hinojosa acaparó lo reflectores al cometer un dislate cuando confundió a los Ángeles Verdes con los Ángeles Azules que acudieron a Ixhuatán:

“México es grande cuando vemos la manera en que respondimos y cómo en San Mateo estaban Conafor o en Ixhuatán estaban los Ángeles Azules oen Juchitán estaba la secretaría de Gobernación”.

Con información de: Proceso.com.mx