20
Wed, Jan

Vinculan por homicidio a presunto asesino de Bertha; en el Istmo piden se tipifique como feminicidio

Seguridad
Typography

Juchitán de Zaragoza.— Después de que la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) aprendió y logró que se vinculara a proceso por homicidio calificado a José “N”, presunto responsable del asesinato de Bertha J., cometido el día de Navidad en su casa de Unión Hidalgo, la organización "Mujeres 8 de Marzo" exigió a la instancia de justicia la reclasificación del delito a feminicidio.

Rogelia Gonzales Luis, representante de la organización indicó que se exige garantizar el acceso pleno a la justica por el terrible feminicidio de Bertha, y que el caso debe indagarse con perspectiva de género, derechos humanos y multiculturalidad.

"Desde el Grupo de Mujeres 8 de Marzo, exigimos garantizar el acceso pleno a la justicia por el feminicidio de Bertha, tipificar el delito como feminicidio."

La Fiscalía General obtuvo auto de vinculación a proceso contra José, señalado como probable responsable de la muerte de su cónyuge, el cual ocurrió la madrugada del pasado 25 de diciembre, aproximadamente entre las dos y seis de la mañana.

Según las primeras pesquisas, el imputado privó de la vida a Bertha, quien era su esposa, pues desde 2009 habían contraído matrimonio. Esa Navidad, mientras la victima dormía en su propia casa ubicada en la población de Unión Hidalgo, el imputado la agredió hasta quitarle la vida y luego huyó de lugar.

El probable responsable fue aprehendido en Miahutlán de Porfirio Díaz por elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) adscrita a la FGEO, y turnado ala Fiscalía de la Mujer por Razón de Genero de la Región del Istmo, dando cumplimiento a la orden de aprehensión.

El Ministerio Público indicó que el hecho considerado como delito era de consumación instantánea y que se realizó a título de doloso.

En audiencia, y tras validar los datos de prueba proporcionados por la fiscalía, el juez en turno determinó vincular a proceso a José “N”, pero por homicidio calificado, imponiéndole la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa y otorgando dos meses para el cierre de investigación.

"Exigimos la reclasificación del delito de homicidio por el delito de feminicidio, nuestro objetivo desde luego como defensoras de derechos humanos es que se apliquen todos los entandares internacionales, que se juzgue con perspectiva de género, debiendo tomar en cuenta identificar si existe situaciones de asimetría de poder, cuestionar los hechos y valorar las pruebas, desechando estereotipos de género, aplicando los estándares internacionales de derechos humanos de las mujeres y tomando en cuenta desde luego el acceso pleno de las mujeres a una vida libre de violencia.", externó Gonzales Luis.

Consultada por EL UNIVERSAL, la Fiscalía General de Oaxaca señaló que en el caso de Bertha se inició el protocolo de feminicidio, como lo marca la ley, pero que tras el análisis de las pruebas aportadas el juez no lo consideró como tal.

En octubre pasado este medio informó que a ocho años de la tipificación del feminicidio como delito penal en Oaxaca, se habían registrado 906 asesinatos de mujeres por razón de género en el estado; de este total, 463 de los casos, es decir, el 51%, ocurrieron desde en la actual administración estatal, de acuerdo con la organización Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad.

El más reciente informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) detallan que del total de asesinatos de mujeres cometidos hasta noviembre de 2020, sólo 35 son considerados como feminicidio, 79 como homicidio doloso, 118 como homicidio culposo, es decir 232 mujeres murieron de manera violenta de enero a noviembre.

A éstos se suma el caso de Bertha, considerado como homicidio doloso por el juez.

En 2010, la Suprema Corte atrajo el caso de Mariana Lima Buendía, como feminicidio; éste fue el primer caso que se tipificó como tal en el país, y tras éste, la Corte mandató que cada caso de muerte violenta de mujeres debe considerarse desde el principio como feminicidio; no obstante, en Oaxaca se inicia como homicidio y posteriormente puede ser reclasificado.