02
Tue, Mar

A que sin gracia las cosas por estas tierras juchitecas donde la COCEI y FUCO se están agarrando del chongo, mientras la migaja de COCEI vive de los viejos recuerdos, los otros se quieren tragar el mundo y, en esa guerra los punta pies, se agarran hasta con las uñas, arañadas letales como gatos panza pa’rriba.

El pasado 31 de enero concluyeron las precampañas, ahora corresponde a cada partido político llevar a cabo la selección de sus candidatos tanto a la Diputación Local como a la Presidencia Municipal y, hasta este momento las cosas están en color de hormiga, nada definido, todo en suspenso… bueno aparentemente.

El pancracio electoral se encuentra listo, los candidatos se acomodan, comienzan a salir los trapitos, las pedradas, las arrastradas y las lambisconerías, la meta, ganar la candidatura.

Las cosas están no sé si para llorar, reírse o entender que la democracia es muy avanzada en MORENA. Cierto es que todo ciudadano tiene el derecho de votar y ser votado. Los militantes y simpatizantes de MORENA, no quieren quedar fuera de la tómbola y, ahora sí compraron boleto para ser afortunados, ya sea con una diputación o regiduría, el caso es que hasta el perro se registró como precandidato, el pasado domingo fecha límite de ese partido para registrar a sus pres, de acuerdo a la convocatoria emitida en tiempo y forma. En este intento de ser democráticos más de mil suspirantes se anotaron en busca de una candidatura para las 154 presidencias municipales que se disputaran, es decir mucho general para pocas plazas. Esperemos que después de esto no se vaya a generar un movimiento de precandidatos rechazados.

Señor todo esta consumado…