12
Sun, Jul

¿Qué nos espera a los mexicanos?

Opinion
Typography

   Qué nos espera a los mexicanos, que a pesar de todo aún nos sentimos orgullosos de vivir en este gran país nuestro, con la ola de violencia que azota gran parte del territorio nacional?

El último reporte de muchos que se han hecho en los últimos meses y que la prensa nacional e internacional han dado cuenta: Un botón de muestra, hasta ahora se cuentan 15 muertos, algunos de ellos incinerados, quema de camiones, dos decenas de heridos y otros desaparecidos, en San Mateo del Mar en la zona huave de Oaxaca, balacera que duró más de 5 horas en Caborca, Sonora, igual en Celaya, Guanajuato, en la disputa de territorio, fuerzas del orden emboscadas en Guerrero, con saldo inicial de más de una decena de muertos. Actos por demás reprobables, una vergüenza nacional, por esta violencia que provoca miedo, hasta terror, desde hace ya algunos años y que hoy se ha recrudecido brutalmente. .

         Ni el confinamiento, la sana distancia, la nueva normalidad, el dolor de las familias cuyos miembros están cayendo ante el terrible mal que en mala suerte nos tocó sufrir, la crisis de empleo, de economía, de moral y de cultura, de polarización que resquebraja el tejido social, auspiciada desde el poder y que refleja innegablemente una evidente ingobernabilidad en el ámbito federal y local, hace reflexionar a los que avivan el mal, la violencia, que nos lacera.

         Estamos llegando al primer nivel de barbarie comparado con lo que sucede en el resto del mundo. Ni Siria, Irak, Afganistán, caracterizados por protagonizar cruentas guerras intestinas de índole religioso y de fanatismo fundamentalista, están en las condiciones en la que México se encuentra. Lo triste, es que adolecemos de una política pública, basada en hechos y acciones verdaderas, npo simuladas para enfrentar este fenómeno.  

           A todo lo anterior, la clase política que padecemos, como si estuvieran a la altura de las circunstancias, como si rindieran buenas cuentas en su actuar, ya entraron en plena campaña electoral a 1 año de distancia en el tiempo de las elecciones. Es que les interesa el poder, para seguir medrando a costa del erario, vivir de los impuestos que todos los ciudadanos pagamos. Y México, que junto con Brasil y Estados Unidos está entre el nada honroso grupo de 3 países del mundo pésimamente evaluados en el tratamiento de la Pandemia, pues que se hunda, que caiga al despeñadero de donde difícilmente podrá salir con bien. Chile, Perú, por mencionar a dos países de Latinoamérica, registran tasas de mortalidad sustancialmente más baja que nuestro país. Datos que da la OMS no “los otros datos” Y vamos bien? Y ya domamos el terrible virus?  

         Lo lamentable es que, ayer decía el presidente: “yo seré el guardián de las elecciones del 2021 para que no haya fraude” El tema electoral, es la prioridad del presidente? A él no le corresponde este papel, pues tenemos a la autoridad electoral, el INE, que también nos cuesta y mucho, que debe organizarlas y cuidar de su pulcritud, de su certeza y confiabilidad. Sería mejor, mucho mejor y sensato que el jefe del Ejecutivo se convirtiera en celoso y muy honroso, si lo hace bien, GUARDIAN de la SALUD, de la SEGURIDAD, del EMPLEO, de la ECONOMÍA correctamente aplicada, ahí está PEMEX en el limbo de la quiebra total con una deuda de más de 110 mil millones de dólares, de la EDUCACIÓN que es de muy bajo nivel y de otros muchos rubros de la vida pública, que con todo respeto, esa es su elevada misión al frente del país. Todo lo anterior es una reflexión, que espero compartan mis amables lectores.