12
Wed, Aug

Cine 10

Opinion
Typography

Qué de personajes habría que nombrar al hablar del Cine; como de ese gran actor francés Gerard Depardieu, quien protagonizó el líder de la Revolución francesa Danton; o La mujer de a lado, una película donde el amor primero ni se olvida ni se deja; es así que él ya casado vive con su esposa y con un pequeño hijo.

Sale a trabajar, se desempeña como conductor de lancha que da servicio al público llevando al pasajero ya sea turista o transportando al que fue al Súper. Es así que un día la casa de a lado que estaba vacía es rentada por una pareja- ella joven y él ya entrado en años -; la esposa de Depardieu en la película se muestra muy atenta con los nuevos vecinos. Así una linda relación entre vecinos surgida por el hecho de ser servicial sobre todo entre las dos vecinas. El hombre maduro no tanta muestra de interés por una relación. Así ella comenta en la cama a Depardieu de los nuevos vecinos; y ella propone preparar una cena a la pareja recién llegada para abrir la puerta de una cordial vecindad. A él le pareció natural que su esposa invitara a los vecinos a cenar. Es así que llega el día de la cena donde todo pareció normal; sólo que entre la joven vecina y Depardieu no hubo pareciera ni un signo que pudiera suponer que ya se conocían o que en el pasado hubieran tenido una relación amorosa pasional o borrascosa al estilo francés. No! Nada de eso. Sólo que de repente la nueva vecina se le ve salir con el lanchero para entrar en un motel. Ah! Sorpresa! Hasta para nosotros los asistentes. Se siguen viendo, siguen saliendo hasta que en una comida en el jardín de Depardieu él se pasa de copas, y para sorpresa de su esposa y el esposo de la vecina recién llegada Depardieu sale de la cocina detrás de su amante con violencia tratando de abrazarla. El hombre maduro y la esposa de Depardieu quedaron atónitos ante tal espectáculo. Él se tranquiliza, cesa su persecusión, les pide disculpa; termina así repentina la comida. Se van los vecinos y al día siguiente abandonan la casa. Es así que la esposa engañada busca, escudriña con atención las cosas personales de su esposo, hallando un álbum de fotos; entre ellas su esposo Depardieu aparecen en distintos lugares y fechas en su pasado joven con la vecina nueva. Una noche Depardieu lo despierta la puerta de la casa vacía movida por el aire. Él se levanta para ir a ver, encuentra la puerta abierta; antes de cerrarla se asoma al interior. Ve a su amante parada en el centro de la sala vacía, va hacia ella con vehemencia. Se abrazan, se besan, se dejan caer al piso entregándose pasional en un acto de amor. De repente durante el acto ella saca una pistola, dispara a su amante en la cabeza en medio de la noche. La esposa de Depardieu despierta por el disparo...Amigos qué película! Fuimos a verla mi madre Na Chión Chemáadu - Concepción Sánchez de la Cruz - . Al salir del cine Latino - ubicado sobre Reforma- cerca del Ángel de la Independencia. Mi madre me dijo llevándome del brazo: ten cuidado con las mujeres hijo. Agradecimos al señor que recoge boleto a la entrada del cine; ya que a mi madre nunca le cobrò por ser istmeña oaxaqueña y él era oaxaqueño del Valle. Personas que no se olvidan, gestos que la memoria guarda para siempre. Un acto de nobleza, de servicio que se da al ser humano desde donde se ocupa un cargo. Todos los cargos son importantes, sólo que son más importantes si de ahí se da un servicio. Me llega a la memoria lo que el actor Enrique Álvarez Félix contó; cuando su madre María Félix - una de las mujeres más bellas de México y el mundo según Ernesto Alonso- ; cuando se aproximaba su viaje a la Habana, Cuba. Le dice a su hijo vamos a leer una carta sacándola al azahar de estos dos costales de lona. Él mete la mano en un costal, y al fondo saca una carta. María Félix dijo no! Saquémosla del otro costal. Ella metió la mano hasta el fondo sacando el sobre. La abre, y va viendo con sorpresa que era de un cubano preso en Guantánamo; por haber defendido según él a su madre y a su hermana asesinó al fulano agresor. Le pide a la Doña, que abogue por él con el presidente de Cuba por su libertad ya que actúo en defensa propia . Es así que ya en la Habana, después de la gran recepción a la bella Diva; la entrega de la llave de la Ciudad y durante la cena el presidente le dice, usted doña María no es mexicana, para nosotros es usted cubana, pídeme un deseo y se lo cumplo. Es así que ella le entrega la carta del preso. Que iniciaba diciendo: Sé que por la milagrosa Virgen del Cobre usted leerá está carta. Amigos cuídense! Continuará.