17
Sun, Jan

EL REZAGO EDUCATIVO, PREOCUPANTE.

Opinion
Typography

El rezago educativo en México es preocupante. El tema no ha sido prioridad para la clase gobernante. Si acaso, la educación es para el discurso y la verborrea falaz y demagógica. Ni tampoco en el magisterio ha existido mucho interés en desempeñar la tarea, con verdadero profesionalismo y entrega. Claro que, en el amplio universo del componente gremial, hay sus honrosas excepciones, muchos docentes se esmeran, aunque las aulas estén en condiciones físicas deplorables, cumplen.


Tampoco para la cúpula dirigente, llámese SNTE, Coordinadora Magisterial, la CNTE, para lo que los lideres el sindicato más ha sido un botín: uso abusivo de la millonaria cuota sindical para su beneficio, la herencia corrupta y la venta de plazas al mejor postor, los ascensos por amiguísimo y “méritos” dudosos, las adscripciones, etc., amén de que los cargos los han ocupado como catapulta para obtener prebendas políticas en el sector público. Algunos profesores seguramente recordarán a los nefastos, mafiosos y corruptos depredadores del magisterio: Jonguitud Barrios y Elba Esther Gordillo, dos botones de muestra. En esta trama de intereses, en el que un buen sector de la docencia se niega a la preparación y capacitación constante, verdadera y sistemática, con la evaluación, además, el INEGI revela que entre los países que conforman la OCDE México se ubica en el penúltimo sitio en cuanto a calidad y OAXACA, junto con Chiapas, Guerrero y Michoacán, en el último lugar.
Sin embargo, poco o nada se ha hecho en el aula y con los educandos, para salir del atraso que en las últimas décadas se ha acentuado. Y las reformas a los planes y programas que debían ser de Estado, no han respondido a satisfacer la exigencia académica, particularmente en el nivel de educación básica. Ahí están las mediciones, que revelan la dramática situación. La que el actual titular de la SEP, desde el sillón y escritorio donde alguna vez despacharon grandes educadores de México: José Vasconcelos, Justo Sierra, Jaime Torres Bodet y Agustín Yáñez, no ve y a lo mejor ni le preocupa.
Hoy, como opción ante la Pandemia, los niños y jóvenes van a “aprender” ante la pantalla de una Televisión o Computadora, para quienes lo tengan, pues, el INEGI otra vez, informó que 14 millones de hogares no tienen luz eléctrica, Sin duda habrá deficiencia en la dinámica enseñar-aprender del contenido temático y es posible que saturen a los educandos con tareas y luego, sin explicarles el tema a investigar ... Así que, el futuro es sombrío. El niño oaxaqueño, víctima del abandono educativo, 40 años de movimiento democrático magisterial, con paros, marchas y plantones de sus profesores, lo tiene aún más difícil. Pero, bueno, ojalá se logre algo.