27
Thu, Jul

Afirmado y ratificado; la última oportunidad para rescatar a Juchitán del desastre.

Opinion
Typography

Ahí estuvimos, vimos y escuchamos, el discurso reflejó sentimientos muy apasionados; sobre todo, cuando afirmó y ratificó que, los que tomaban protesta para dirigir los destinos de Juchitán durante los próximos dos años, representaban la última chispa de esperanza que queda para rescatar al sufrido pueblo del desastre por culpa de algunos ahí presentes y otros ausentes en esa ceremonia.

Dijeron los que saben, que no se presentaron los hermanos malosos por la pesada carga de responsabilidad y ´porque no tenían cara para soportar las miradas y juicios del pueblo. ..Así es mi general.. aún con los entusiasmos encendidos y el voto de confianza que daba la pequeña chispa de esperanza, en cada rostro de los ahí presentes, se adivinaba lo que pensaban,…un ciudadano, de plano pensó en voz alta y dijo a manera de sentencia, “los que con sus acciones ofenden, dañan y destruyen a su pueblo, con esa pequeña luz de esperanza que les queda, que rescaten lo que se pueda, de todo lo malo que han hecho o que sus cuerpos, almas y todos sus descendientes ardan eternamente en el infierno”.
Hay más novedades mi general.. resulta que, como ha sido la tradición en el ayuntamiento juchiteco, y como si fuera la llegada de los reyes magos, pero no los que dan juguetes, sino, los que piden, un comandante del batallón de aviadores y sus oficiales adelantándose a la navidad, se presentaron ante la presidenta electa, y de manera prepotente le manifestaron que de parte de su supremo líder conocido como el “cuenta chistes”, llevaban la consiga de entregar una lista de aviadores para que sin discusión alguna, sean considerados en nómina a partir del 1 de enero de año 2017. Era la práctica común mi general, ..así se ha estilado; con la novedad de que por vez primera, y como dijeron los que saben, la respuesta a la injusta y vergonzosa petición, fue negativa. Para los emisarios del escuadrón de aviadores, fue una desagradable sorpresa, pues no la esperaban, toda vez que, siempre imponían sus caprichos ilegales, mediante amenazas, chantajes y presiones diversas. En esa ocasión, se les dijo que habrá trabajo para los que realmente trabajen, que serán pagados directamente en la tesorería municipal, previa identificación, lugar y trabajo asignado; es decir, ya no se entregarán los pagos correspondientes a los dirigentes y que tampoco serán ellos los que supuestamente coordinen los trabajos a realizar, en resumen, se trataba de eliminar la indebida e ilegal manera de sangrar el presupuesto del municipio.
A los tres días de la respuesta negativa inesperada, los dirigentes del batallón de aviadores, argumentando falta de pagos por labores y aguinaldo a sus agremiados, como una manera de demostrar la fuerza y poder que les permite vivir del erario municipal, bloquearon la carretera con sus cientos de moto-taxis, encabezados por el Síndico Municipal y la Regidora de Cultura, ..así fue mi general, ahí estaban esos funcionarios municipales en día hábil,..sí eran ellos , los que fueron brazos de autoridad y cultura del triste y mal recordado profeta Saúl…como la ve mi general.
Una noche antes de que el 2016 diera paso al siempre y eternamente recordado años del gasolinazo, hubo un acontecimiento de risa mi general… ha de recordar de aquel hombrecito que camina como pingüino, resulta que ese personaje que, por cierto cobraba las multas por el arrastre que hacían las grúas a los vehículos sospechosamente mal estacionados, quería eternizarse en la dirección de vialidad, hizo su berrinche de año nuevo, cuando con la debida autoridad de los nuevos mandos de seguridad, se le dijo que buscara a su patrón para que le busque otra chamba. Por ahí anda el pobre hombre tratando de localizar al profeta Saúl.
Volviendo al asunto de la última llamada a escena para la última oportunidad de rescatar a Juchitán, el día 1 de enero, como para demostrar que tiene garras para defender a los ambulantes del centro histórico, dirigentes y achichincles que también cobraban como aviadores, exhiben una manta en uno de los puestos ambulantes, donde dan a conocer su posición, ante la imperante necesidad de que, el actual ayuntamiento ordene las cosas como debe ser en este rubro. Con este tipo de decisiones y malas acciones de estos dirigentes, reflejan sus oposiciones a mejorar las cosas en Juchitán, inclusive, algunos jefes de aviadores que han perdido sus esperanzas de seguir cobrando sin trabajar, han optado por reagruparse, como para tener más fuerza para la consecución de sus propósitos de siempre, cobrar sin trabajar dignamente. Como ejemplo, se tiene a unos que ahora se denominan FUARR (Frente Único de Aviadores Rebeldes y Resentidos), asesorados por supuesto por el santo de los presidentes transas.
Se escucharon voces que afirman que, un conocido personaje de la política juchiteca, intentó presionar a los dos regidores del tricolor, para que incluyeran en sus nóminas a veinte aviadores, es decir, diez por cada uno, al parecer un regidor aceptó tal exigencia, y que en la otra regiduría lo mandaron a la “gaabiá”, pero con la novedad mi general, de que no será posible, la “comisión” de diez individuos, ya que, la presidente se comprometió a eliminar tales y nocivos vicios, y por otra parte, regidor que tolere aviadores y actúe fuera de ley, será denunciado y enjuiciado permanentemente por la sociedad civil, hasta que enderece su actuación. Las disposiciones legales son claras, lo que hace falta es exigir su estricta aplicación.
Dejar sin aviadores a los malos dirigentes coceistas y priistas, es un duro golpe para sus maléficos fines, situación que pinta un difícil panorama; no basta el voto de confianza a la actual presidenta, para mejorar algunas cosas, tiene la palabra la sociedad civil juchiteca. Todavía ..pobre de Juchitán.. verdad mi general