12
Sun, Jul

Prietitossss… hijos de la china Hilaria… ahora si se pasó de verrrde el Clavillazo el hombre barbado, de la raza nórdica del PRI, que tan pen…nitente es el cómico, que a los pocos minutos que abrió la buchaca luego, luego se lo cerraron, bueno así andan las cosas en la polca, todos desesperados por llevarse el voto de los desarrapados y chilapastrosos que somos nosotros para que puedan seguir mamando de la ubre, ordeñando la vaca que en estos momentos padece anorexia y bulimia de tanto frijol con gorgojo y arroz cristal venido desde las tierras orientales de la gran Chi...na.

Ya empezaron los malos olores en el ambiente de Juchitán, mi General,…no son los aires que provienen del callejón de los cocos y otras calles más de la pobre ciudad, Son olores que producen esas porquerías que le llaman elecciones para ocupar puestos públicos; ya afilan sus dientes los políticos para escenificar grandes peleas en las calles, para asegurar huesos en el 2018.

Arraaaaaancan los caballitos, ahora sí amigos, hay de todo, de chile de dulce y de manteca, como en botica, ya empezó la billeteada, perrrrdon, la toma de conciencia, el baile de la marmaja, la cumbia roba marido, el danzón del pozolero, la danza del chapulín hasta el clásico hit de Chico Che, quien pompo, candidatura quien pompo.

" No tiene palabra", "las palabras se las lleva el viento", " me quedé sin palabras", " no dejan de ser palabras", " el amor a las palabras nos lleva a la sabiduría", " sólo di una palabra"," ya te dí mi palabra", " palabra que sí!"," no más! Palabras", "un mundo de palabras"," oye tú Toto... Qué palabras puedes decir sin tartamudear...?: --Chinga! Tu madre!--...

Concluye este año con una gran herida para miles de mexicanos que sufrieron los daños de dos poderosos terremotos en su persona y en su patrimonio. Este 2017 quedarán marcados en la historia del país por dos sismos de alta magnitud en un mes, uno de 8.2 grados y otro de 7.1 grados.

Se lo llevó el viento, " lo que el viento se llevó"- título de una película clásica-,"todo se lo lleva el viento"; el polvo que el viento levanta aquí en Juchitán donde las excavadoras siguen trabajando, sonando el golpe de cacerola de los escombros al caer en la caja del volteo.