21
Tue, Feb

Este fin de semana la lucha encarnizada entre los gobiernos federal y estatal hacia el magisterio reunió escenarios impensables en esta época de “diálogo y tolerancia”, rememoró los tiempos aquellos en el que Pinochet gobernó Chile, cuando la Unidad Popular dio a conocer la creatividad y el agudo pensamiento crítico y combativo del pueblo, en movilizaciones que sumaron opiniones nacionales e internacionales a su favor.

La jornada electoral del 5 de junio, ofrece diversas lecturas que serían convenientes considerar, pues los patrones de comportamiento matizarán las abreviaturas discursivas por donde pasarán los rodeos amplificados de la gente que dice pesar en la política, pero que peca de desabasto propositivo en el aterrizaje de todo lo que incumplirá en compromisos pasados por los filtros mediatizados.

Aunque en diversos medios y en diferentes épocas refieren a Juchitán como una ciudad donde el matriarcado existe, ésta nunca ha sido gobernada por una mujer.

Me he reservado hacer comentarios o realizar alguna publicación que aluda a la variada propagación de campañas políticas que han invadido con extravagantes difusiones las calles de mi pueblo. Hoy, he decidido escribirles en mi calidad de ciudadano “desencantado” por las formas de gobierno que han provocado una decadencia rocambolesca en nuestra ciudad, convirtiendo a la heroica en moribunda Juchitán.

A José de Jesús Mijangos Cruz,
Candidato Independiente de Salina Cruz en la pasada contienda electoral.

La ‘candidatura independiente’ propició que pocos dieran el paso para circular en la pasada elección mediante esa fórmula. Los caminos enfermizos de un régimen oaxaqueño desaseado, corrupto, intrincado, favorecedor de una partidocracia encubridora y cómplice, sin actualización reflejada en sus consejeros locales y distritales, sin capacitación en sus reductos distritales, sin trascendencia del proceso electoral inédito que se previó para el 2016 en las atribuciones que tenían en sus manos los ‘funcionarios de casilla’, hizo que el IEEPCO (Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca) reflejara una ausencia de ‘mejora regulatoria’ en sus compromisos ambiciosos, tal y como lo consideró el INE al fundar las OPLE’s (Organismo Público Local Electoral) en todas las entidades del país. El texto que se presenta, forma parte de la modestia de un candidato que no necesitó de muchos andamios para hacer lo que humanamente era un deber cívico que cumplió a cabalidad, y en donde los partidos políticos sólo se pasmaban con las ‘gratificaciones’ que se habían embolsado para no dar la pelea de manera digna y leal.

’Salamander law’ es el nombre que recibe el fenómeno de hacer de un distrito caprichosamente dispuesto para el voto concentrado de un partido político o candidato, la seguridad de ganancia electoral. La forma de Salamandra, es la exageración caricaturesca de cómo se ve un distrito hecho ex profeso para ganar a costa de todo. En nuestro contexto, la iguana pudiera ser la figura equivalente a la salamandra. Este artículo entonces debió llamarse: ‘Iguana Law’.