01
Wed, Dec

A mi nieta Danielita que hoy cumple 6 años, vaya desde aquí el Istmo oaxaqueño mis felicitaciones.

Benito Juárez, el político más homenajeado de México, tuvo varios adversarios acérrimos. No sólo Maximiliano de Habsburgo o los conservadores, como Miramón o Zuluaga. La lista de sus enemigos incluyó, al final de sus días, al más leal de sus seguidores, al mismísimo Porfirio Díaz Mori, quien se levantó en armas contra él después de finalizada la guerra de Intervención Francesa y el Segundo Imperio.

El malinche es Hernán Cortes, no así sus capitanes, soldados con quien llegó a la costa de la Vera Cruz aquel 21 de Julio de 1519. Traía consigo sus traductores: Gerónimo de Aguilar y doña Marina. Esta última los indígenas mexicas, totonacas, tlaxcaltecas llamaron Malintzin al paso de los días.

En 1959 (por mera coincidencia, dos meses y un día después de mi nacimiento, en la Tercera sección de Juchitán), en el número 543 del periódico Novedades, por más señas, en el suplemento México en la cultura, apareció la que podría ser la primera reseña de una exposición del Maestro Francisco Toledo, firmada por J. J. Crespo de la Serna.

Hoy es 2 de abril. Hoy se cumplen 154 años de que el General en Jefe del Ejército de Oriente, Don Porfirio Díaz, tomó por asalto la ciudad de Puebla. Les comparto un breve texto que hace tiempo escribí, a propósito de esa batalla: