01
Wed, Dec

Con videos de YouTube, un profesor de 81 años y su hija enseñan zapoteco para conservar la pronunciación original

Istmo
Typography

Juchitán de Zaragoza.- En tan sólo cinco minutos, Desiderio de Gyvés y su hija Nhun emprenden desde la plataforma de YouTube una estrategia didáctica para enseñar a través de videos el zapoteco del Istmo de Tehuantepec a personas no hablantes, con el objetivo de que éstos tengan una dicción más cercana a la original.

La debilidad visual que padece Desiderio de Gyves Ruiz, de 81 años, no ha frenado los esfuerzos y los ánimos que posee para fortalecer y divulgar su lengua, ya sea a través de libros, audios o videos en plataformas sociales. Su formación como excatedrático de Matemáticas y Física en el Instituto Tecnológico del Istmo (ITI) le dan las herramientas pedagógicas para enseñar de manera amena y fácil.

Desiderio de Gyvés durante 12 años, y con la ayuda de su asistente, logró editar dos libros: Xigaba Binniza (numeración zapoteca) y Gubidxa: Laquite-né xtiidxa (Juguemos con su palabra).

Ambas obras son la base para la elaboración de los videos didácticos que ahora crea con su hija Nhun, una doctora en filosofía moral y política de 34 años.

La contingencia por Covid-19 tampoco detuvo a Desiderio para seguir trabajando desde su casa, el confinamiento fue ideal para que padre e hija unieran conocimientos y crearan los videos. Conforme van avanzando los cursos en la plataforma social, su hija también avanza en su aprendizaje.

En cinco minutos se establece un diálogo entre el padre paciente que le enseña la entonación a su hija, que en su madurez decide recuperar su identidad lingüística.

La pérdida marcada del zapoteco en los últimos 30 años en la región del Istmo, pero sobre todo Juchitán, su pueblo de origen, ha preocupado al escritor zapoteca, por eso sus esfuerzos por contribuir a la recuperación de la lengua en los jóvenes y niños son incansables.

“Creo que vale la pena intentar algo diferente. Las nuevas generaciones, por la tele, computadora y videojuegos, son generaciones muy visuales, en donde la vista juega un papel muy relevante en su forma de relacionarse con el mundo. Por ello, el método no sólo busca mejorar la dicción, sino conservar el zapoteco, fortalecerlo y desarrollarlo, a través del ejercicio simultaneo de la memoria gráfica y auditiva”, explica vía telefónica.

El promotor de la lengua zapoteca considera que aún en su última etapa de vida no puede quedarse pasivo ante el gran riesgo de desaparición de su lengua, por eso se sumerge en esta herramienta social como YouTube, en donde busca que los internautas los sigan en un singular proceso de enseñanza-aprendizaje, que se sientan reconocidos en las dificultades y en los progresos.

“Es un ejercicio entre padre e hija, en donde él es el maestro y yo una persona, que aunque me sé palabras y frases, no me atrevo a decirlas porque no estoy segura de pronunciarlas bien. Es aquí donde estas enseñanzas me dan la confianza. La intención es que llegue a las personas como yo que sus padres son hablantes pero ellas no, que están lejos de las comunidades para practicar y estos videos cortos son una manera de aprender”, explicó Nhun de Gyvés.

Los videos se suben a la plataforma de YouTube cada sábado. Se tiene planeado traducirlos al francés e inglés para llegar a hijos de hablantes del zapoteco que viven fuera de México y buscan reconectarse con su identidad lingüística.

Desiderio de Gyvés nació en Juchitán el 15 de abril de 1940. Realizó sus estudios en su ciudad natal y su carrera profesional en el Instituto Politécnico Nacional (IPN), donde egresó en el año 1962 como ingeniero químico industrial.

En 1964 inició su carrera magisterial como catedrático de Matemáticas, Física y Química en el Instituto Tecnológico Regional del Istmo, desde su fundación. Además, fue nombrado regidor de Cultura y Recreación en el ayuntamiento de Juchitán en 1994 y fungió como director de la Casa de la Cultura del Istmode 1999 a 2004.

Luego de esa faceta como servidor público, desde hace 20 años se fue a vivir a una comunidad cercana a Juchitán, Santa Maria Xadani, donde 95% de los habitantes hablan y respiran el idioma de los hombres de las nubes, con el fin de trabajar tanto en la estructura como en los procesos de fortalecimiento de la identidad cultural, por lo que ha destinado su tiempo en analizar y descomponer las variaciones de tono de los distintos fonemas para procurar preservar la dicción, del tiempo y los extranjerismos.