17
Mon, Jan

Guixhibere, un barrio zapoteca de Tehuantepec.

Istmo
Typography

Martinez hinojosa TehuantepecValga como epígrafe a nuestro trabajo, el fragmento de la composición musical del jeromeño Luis Martínez Hinojosa, para evocar a esas “cúpulas que tienen cruz” y a los viejos campanarios que complementan la arquitectura de nuestras coloniales iglesias. Y de todas ellas a Guichivere, barrio que “ sabe cantar y que nunca olvidaré”, que forman parte de una de las estampas de los quince tradicionales barrios de Tehuantepec.


De su toponimia son varios ya, los que le han querido definir su significado y, tal vez, el nuestro sea otro más que se agregue a este rosario de interpretaciones. Sin embargo, queremos decir lo que tenemos, para engarzarla a lo literario, histórico y, a otros apuntes que en él hemos recogido.
El profesor Ángel Valdivieso Palacios, lo hace derivar de las voces zapotecas “Quechi y después Guichi, espina y Pete, luego Pere y finalmente Bere, “gallina”, de modo que Guichivere – según él – significa literalmente “espina de Gallina”.

Juan Márquez Cuevas, después de referir la ubicación geográfica del barrio, consideró que Guichivere se deriva de Guidxi béedxe’- tigre , pueblo del tigre, o, propiamente dicho, barrio del tigre, pues éste se localizó en medio del Da’aniguiebéedxe y del Diagabéedxe´, espacio geográfico donde predomina el nombre del felino representativo de Tehuantepec.
Decía también Márquez. “Se antoja imaginar que los primeros barrios fueron distribuidos conforme a las partes del tigre. De manera que Yolloltecatl (Santa María Reu) fue el centro o corazón, Daniguiebéedxe, la cabeza y, del otro lado de éste, la otra oreja, de ahí que a San Blas se le conociera como Diagalaga, no por lo que anatómicamente signifique, sino por lo que geográficamente representara a sus primeros pobladores.
Finalmente su nariz la ubicaríamos en Xhihui. Xhi – nariz, hui – apócope de nahuini, pequeño. Repito – agregaba-, puro gusto imaginario, pues bien conocemos que Xhihui, según el vocabulario de Córdoba, significa. “pecado” o “yerro”.

El Dr. Gustavo Toledo Morales con estas interrogantes nos da respuesta a nuestras inquietudes. ¿No les parece que, en Guisi’i, antes de Cortés pudieron existir granjas o “gallineros” por el rumbo del barrio que nos inquieta, y que el nombre actual del barrio puede ser descomposición de la expresión LIDXI (casa) BERE (GUAJOLOTE)? Pues debemos aceptar que en esa época no había la famosa gallina de Castilla que posteriormente se adueño del término BERE.
“en síntesis, resulta más lógico que haya sido “gallinero” que pueblo y que espina de gallina, máximo si recordamos que en la primera descripción de Tehuantepec se nos dice que los habitantes indígenas del lugar, se asentaban en la falda de los cerros que rodean el lugar por temor a las frecuentes avenidas del río, existiendo núcleos de mixes, mexicas, mixtecos y una gran población de zapotecas. Pues bien cada barrio tenía cierta predilección de determinado tipo de actividad. Así Atempa se dedicaba a la pesca y en segundo término a la agricultura, Vixhana era de los servidores de los templos zapotecas, Laborío (nombre español) era asiento de las “labores” (talleres donde se tejían y tintoreaban telas), y ¿ no es posible que una parte del pueblo se dedicara a criar bere ngulas (machos y guajolotes) y posteriormente asoció a éstos las famosas gallinas de castilla y por lo tanto a ese barrio, pudiese llamársele LIDXIBERE (casa de totoles o gallineros) y que este nombre con el tiempo se convirtió en guichibere?’’.

Cesar Rojas Pétriz, hace unos años, a través del programa radiofónico “HISTORIA, COSTUMBRES Y TRADICIONES DEL ISTMO”, involucró en su investigación sobre Guichivere a los radioescuchas, quienes le aportaron entre otros datos lo siguiente, que existen un arbusto conocido por los zapotecas del norte de Istmo (La Mata y Chívela) como “guichivere”, y que en Tehuantepec recibe el nombre de “guichibele”, de tallo y ramas verdes cubiertos de espinas idénticas al “clavillo” que le quedan a los guajolotes después de desplumarlos y que produce florecitas amarillas que son alimentos de los pájaros y, por último, que de estos arbustos hubieron muchos en el área del barrio y que, es muy posible que ellos se haya tomado el nombre.

Hasta acá la información de nuestra fuentes, nosotros consideramos que tienen otro significado en cuanto a su toponimia. Basándonos en el estudio del primero – profesor Valdivieso-, de que los zapotecas antiguos “no solo del istmo, sino también de la sierra, de los valles y de la costa central, no usaban la voz pueblo para significar sus núcleos de población, puesto que lo designaban por alguna particularidad geográfica, zoológica o anímica que encontraban en los sitios por ellos elegidos”, entonces Guichivere se deriva de GUIXHIBERE, como lo han escrito los más destacados zapotequista tehuanos Arcadio G. Molina y Carlos Iribarren Sierra, y como suelen pronunciarlo todavía quienes no han olvidado su lengua materna. GUIXHI y no GUI'CHI, monte y no espina, BERE – ave, y no gallina como se ha sostenido, por no ser esta ave del país, pues los zapotecas llamaron a toda ave BERE, agregándole un segundo nombre para diferenciarlas de las demás ej. Bere xhunaxhi (codorniz), bere xhiga (chachalaca), bere guidxa (correcaminos), bere lele (alcaraván), , bere xtía (paloma), etc., y finalmente a la llegada de la gallina, simplemente le llamaron. BERE, como muy posiblemente también, sucedió con el caballo que vino de Europa, al que sólo modificaron la acentuación de mani (animal) para llamarle mani’ (caballo). Concluyendo, que GUICHIVERE “espina de gallina” (nombre con que se desconoce actualmente al barrio), debe ser, a nuestro juicio, GUIXHI BERE “Monte de aves”.