15
Mon, Aug

Juan Jimènez (Juan Stubi)

Istmo
Typography

Juchitán.-Uno de los grandes exponentes de la vieja trova zapoteca, gran parte de su vida la convivió musicalmente con compositores contemporáneos, con quienes se dice que había cierta competencia por hacer canciones.

Poco se ha difundido sobre su vida, aunque se conocen temas de gran importancia en la cultura zapoteca, como la canción “Guendanabani”, con la música de Daniel C. Pineda, que hasta nuestros tiempos aún se sigue interpretando.

Zapoteco

Guendanabani

Guendanabani xhianga sicuarú
ne gastirú ni uganda laa,
Diuxi biseenda laani guidxi layú
ne laa cuidxi laanu ra nuu.

Napu que gapu zielu´
cadi tinapu ziaanu’
nahuinni naro’ guiraa zabii
ne cadi guixí huidxe zu’yu’ laa
ma’ zeedabí ti bisaana xti’,
nga huaxa qué ziu dxi
laanu ma’ ziuunu gibia’
xhunaxhido’ nga gapa’
laanu ndaani’ na’.

Dxi ma ziununu
nacahui riaana ndaani’ yoo
huadxi siado’,
ni biaana, ruuna’
re’ nisa lu xpido’ ne ruxui’lu
zuhuaa galaa bato’ ti nisado’
canaba’ lú xunaxido’
cu’ laanu ndani ladxido’.

Guiruti’ na’ qué zie,
guira’ napa xi che’
ne ora ma guidxiña dxi
zadu’nanenu guirá’ ni ma’ zie’.

Español

La Vida
La vida, ay que hermosa es
y no hay nada que la iguale,
Dios nos mandó a la tierra,
y él nos llamará a donde está.

Seas rico o seas pobre te irás,
y no porque tengas dinero te vas a quedar,
pequeños y grandes, todos irán a casa
y no mañana o pasado los veras regresar,
porque hayan dejado algo suyo.
eso nunca pasará,
cuando nos vamos a la tumba,
la diosa de la muerte nos tomarà
en sus brazos.

Cuando hayamos marchado,
oscuro quedará adentro de la casa,
de tarde y dia,
quien haya quedado llorará
ante Dios imaginará,
parado en el centro de un mar,
implorando a la virgen
que nos guarde en su corazón.

Que nadie diga que se irá,
todos tendrán que ir,
y cuando llegue el día,
lloraremos con todos los que se han ido.

La traducción literal de estos versos, métricamente no son compatibles con la música original, solo fue traducida con fines de tener una interpretación al castellano, aunque la metáfora utilizada en la letra en zapoteco, tiene connotaciones más amplias, y estos la podrán interpretar con mayor precisión las personas que son de esta raza de las nubes.

Existen decenas de temas que han sido interpretadas por los músicos locales, y que han formado parte del repertorio de la música istmeña, temas que se escuchan en algunas de las radiodifusoras que promueven la música local, así como en algunos eventos tradicionales como en los velorios.
Cuentan quienes lo conocieron, que este viejo trovador convivió con los grandes exponentes de la música zapoteca, con quienes además compartió tardes enteras entre copa y música, allá en el barrio de la Séptima Seccón.

Como algunos de su tiempo Juan Stubi, también adopto algunos temas con la música de los sones, que a mediados de la década de los años 50 del siglo pasado, era común escuchar en las fiestas y velorios de la población.

Traducción tomada del libro La Flor de la Palabra de Victor de la Cruz.