01
Wed, Dec

27 años del prototipo eólico en el Istmo de Tehuantepec, La Venta I

Istmo
Typography

Juchitán, Oaxaca.- Corrían días del 2006, “El hijo desobediente” se detuvo bruscamente en la carretera Panamericana, en el sur del Istmo de Tehuantepec. Del camión pintado de azul y rojo se leía el nombre del precandidato panista a la Presidencia de la República, Felipe Calderón Hinojosa. Baja con sus operadores políticos y se planta frente al plan piloto de energía eólica La Venta I. Se vislumbra como el gran promotor de la energía eólica en América Latina. Allí le nació la idea de convertir el proyecto en uno de los ejes más importantes de su gobierno desastroso. Lo logró. Esos siete aerogeneradores prototipo que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) instaló en 1996 se convirtieron en cientos en toda la planicie ístmica.

Hoy, cinco de los siete aerogeneradores marca Vesta, apenas y se ven entre los otros molinos que forman parte de los proyectos La Venta II y III. Por más de 20 años produjeron energía para la CFE. El primer aerogenerador fue derribado en diciembre del 2006 por los fuertes vientos de la zona, el V6. El segundo molino se quemó el 5 de octubre del 2012, el V1. El tercero, el V7, se descompuso el 29 de diciembre del 2012. Así que sólo estuvieron en operación cuatro; V2, V3, V4, V5.
La Venta I fue un proyecto experimental de la CFE, generaba 1.5 MW. Fue el “conejillo de indias” para todos los parques que después se instalaron en la región, con ello se demostró lo viable del proyecto y se conformó la Central Eólica La Venta, que ahora alberga en uno solo las plantas La Venta I y La Venta II, haciendo un total de 104 aerogeneradores, donde más de la mitad de aerogeneradores ya no rinden al 100%.
El aerogenerador V2 en 1996 rompió record mundial en la generación de energía por un año, por lo que fue un ejemplo de productividad. A 27 años de distancia, los seis artefactos ya ofrecieron su vida útil, con todo y que son maquinas creadas para el clima de Europa por la empresa Vesta, por lo que los aerogeneradores de 18 metros de altura, modelo VB 27, están batallando para seguir el ritmo de vida que les queda, fueron fabricados para durar 20 años, máximo.
La CFE tenía el proyecto de remplazar los molinos que aún se mantienen en pie y “repotencializar” la planta La Venta I, cambiar los molinos que generan cada uno 225 Kw, por maquinas más modernas y potentes, nivelarlos con los 98 molinos del parque La Venta II, que son Gamesa – Ges y que producen 850 KW de manera individual, peor eso no ha pasado. Cada vez La Venta II pierde por falta de mantenimiento.
Los prototipos de La Venta I están a su límite de trabajo, porque fueron creados para Europa no para los vientos del Istmo, por eso cuando el aire alcanza los 25 mts/s las palas se detienen automáticamente. Aún los 98 aerogeneradores de La Venta II se detienen ante los vientos que logran ser leídos en la central de 280 km/ hr, no fueron diseñadas para la región. Ante estos datos, los demás parques eólicos crearon sus molinos especialmente para el clima del istmo, están hechas a la medida.

Calderon Istmo2
La Venta II, fue inaugurada por el presidente Felipe Calderón el 30 de marzo de 2007, produce 85 MW; La Venta III genera 101 MW; las tres plantas están ubicadas en la población de La Venta, agencia de Juchitán. Las dos primeras son operadas por la CFE y la última por la empresa ACCIONA y se rige bajo el esquema de Productor Externo de Energía, es decir, que su producción es vendida a la CFE.
El recurso eólico se mide en clases que van del uno al siete, determinando que en la región del Istmo de Tehuantepec se localizan los mejores vientos de Clase 5 (superior) generalizado en la región del Istmo. El mayor recurso (Clase 7) se registra cerca de las colinas de La Mata, La Venta y La Ventosa, así como las cordilleras y en la costa.
Los fuertes vientos del norte son frecuentes en la región del Istmo, particularmente durante la temporada pico de viento de noviembre a febrero. Los meses de octubre a marzo cuentan con el promedio más alto de potencia del viento, con valores mayores a 600 W/m2 a una altura de 10 metros.
Los meses de potencia pico del viento son diciembre, enero y febrero, cuando los valores exceden 1200 W/m2. La temporada baja de potencia del viento es de abril a septiembre, ocurriendo los valores más bajos en mayo y junio. Sin embargo, incluso durante los meses de bajos vientos, el recurso es razonablemente bueno.
De acuerdo a la investigación se estima que existe una superficie aproximada de ”6600 km2 con un potencial de recurso eólico bueno a excelente en Oaxaca. Se considera que aproximadamente 4400 de los 6600 km2 de terreno con viento tienen un excelente potencial de recurso eólico”.
El Istmo es tan privilegiado por el viento del norte debido a su posición estratégica, que los investigadores resumen como un flujo ” de presión entre la mayor presión del Golfo de México y la menor presión del Océano Pacífico.” En este estrecho ístmico el viento se encausa con gran fuerza debido a la topografía.