07
Fri, May

Denuncian plan de Murat para imponer a dos magistrados del Tribunal Superior de Justicia

Oaxaca
Typography

OAXACA, Oax. (apro).– Al convocar hasta el 5 de mayo a sesión extraordinaria para designar de manera extemporánea a los magistrados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), la Comisión Permanente del Congreso local abrió la puerta para que el gobernador Alejandro Murat imponga a Moisés Molina Reyes y Abraham Soriano.

El Colectivo de Organizaciones por la Alerta de Género exhortó al Poder Legislativo estatal a revisar profundamente el caso de Molina Reyes debido a que arrastra oscuros antecedentes, entre ellos una denuncia por violación sexual.

Además, magistrados que optaron por el anonimato para evitar represalias, se quejaron que desde el gobierno estatal, a través del consejero jurídico, José Octavio Tinajero Zenil, y el legislador del PRI, Alejandro Avilés, “forzaron y manipularon todo el procedimiento para la designación de magistrados a modo”.

Consideran que “en una temeraria estrategia planeada mucho antes de emitir la convocatoria para magistrados, Tinajero Zenil y Alejandro Avilés alteraron una determinación judicial del Consejo de la Judicatura, situación que pondría al gobernador Murat a un paso de la cárcel”, en su afán de imponer a Moisés Molina y Abraham Soriano.

Lo sospechoso es que el Congreso local suspendió una sesión y la reprogramó para el 5 de mayo, después de vencido el plazo de 20 días que el mismo Congreso tenía para elegir dentro de las ternas propuestas por el gobernador, lo que le da la facultad al mandatario para elegir a sus incondicionales.

Mencionaron que “el Consejo de la Judicatura, en cumplimiento a la Constitución de Estado y en los que se podría suponer en un acto iluso de una supuesta paridad de género, mandó una lista de ocho aspirantes, una de mujeres y otra de varones por cada vacante de magistrado, a las que Murat se tenía que sujetar y estaba obligado a respetar porque así lo ordena expresamente la citada Constitución”.

De acuerdo con el artículo 102, el Consejo de la Judicatura remitirá al gobernador del estado una lista que contenga ocho candidatos, de los cuales el gobernador enviará una terna al Congreso del Estado para que elija a quien debe ser magistrado. Artículo qué paradójicamente el propio Murat incluye en la convocatoria y donde expresamente dice que por cada vacante se mandará una lista de ocho.

Explicaron que esto significa que de cada lista el gobernador está obligado, por la propia Constitución, de manera forzosa a elegir a tres.

Sin embargo, “valiéndole a sus flamantes asesores y se entiende que al mismo Murat, lo que ordena la Constitución, y en su afán de imponer a un delincuente y a un corrupto, incondicionales de él, agarraron las dos listas e hicieron de ellas lo que ahora sabemos, un verdadero chilaquil”.

A su vez, el Colectivo de Organizaciones por la Alerta de Género dirigieron un documento al Congreso y en particular a las Comisiones de Justicia, Equidad de Género y Derechos Humanos de la 64 Legislatura local para revisar a “toda conciencia, profesionalismo y responsabilidad civil, los curriculums, hojas de vida, antecedentes de desempeño profesional de quienes integran la terna que envía el gobernador para nombrar a la magistrada o magistrado del Tribunal Superior de Justicia”.

Consideraron que, en particular, requiere de una revisión profunda el caso de la propuesta de Moisés Molina Reyes, quien tiene un historial de actos reprobables conocidos públicamente y que a la fecha han quedado sin ser llevados al sistema de justicia, y una denuncia penal por un caso de violación sexual.

Finalmente, mencionaron que “queda en su total responsabilidad actuar y defender los derechos de las mujeres al elegir a personas honestas, con trayectoria profesional que sean merecedoras del cargo a elegir”.

El documento fechado el 16 de abril fue recibido el 20 de abril y está firmado por organizaciones como el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres, el Centro de Derechos Humanos “Bartolomé Carrasco”, el Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha, Iniciativa para el Desarrollo de la Mujer Oaxaqueña , Luna del Sur, Centro de Derecho Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas, así como por el Centro para los Derechos de la Mujer Naaxwin.