24
Thu, Jun

Gobierno de Oaxaca actúa como “delincuencia organizada” al robar identidad para despojar a hermanos Gómez Conzatti

Oaxaca
Typography

Desde el Registro Civil, Registro Público de la Propiedad y Catastro de Oaxaca se maquinó el despojo y robo de identidad.

Quejosos presentan queja por robo de identidad despojo, amenazas, desprestigio e intimidaciones. | Temen por su vida porque estas instancias de gobierno actúan como delincuencia organizada.

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Los hermanos Herbé, Caleb y Ashmar Gómez Conzatti y Martínez presentaron hoy una queja ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca al enfrentarse a una red de “delincuencia organizada” orquestada desde el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa para despojarlos de su identidad y de sus propiedades ubicadas en el Centro Histórico.
Denunciaron que desde el Registro Civil, el Registro Público de la Propiedad y Catastro de Oaxaca maquinaron el despojo, el robo de identidad (al desaparecer sus actas de nacimiento en el Registro Civil de Oaxaca) y la desaparición de expedientes de los dos inmuebles en el Instituto Catastral del Estado.
Ahora temen por su integridad, pues consideran que se están enfrentando a una red de delincuencia organizada y como represalia pueden atentar en contra de sus vidas.
Toda vez que han evidenciado la “corrupción y desacato del Registro Civil de Oaxaca ante las autoridades federales por borrar identidad y evita restituir los derechos de los hermanos Gómez Conzatti y Martínez”.
Los inmuebles que están en disputa, uno está ubicado en Avenida Morelos 900 y el otro en la calle Andrés Quintana Roo 206, ambos en el Centro de la Ciudad de Oaxaca.
El caso ya embarró a instancias federales como la Dirección General del Registro Nacional de Población e Identidad.
Por lo que en la queja y en las denuncias presentadas ante la Fiscalía General de Oaxaca han sido señaladas:
Olga María del Carmen Sánchez Cordero Dávila de García Villegas, Secretaria de Gobernación;
Carlos Emiliano Calderón Mercado, Coordinador de Estrategia Digital Nacional; y
Jorge Leonel Wheatley Fernández de la Dirección General del Registro Nacional de Población e Identidad.
Por lo que respecta a las instancias del Gobierno del Estado involucradas en esta denuncia se encuentran:
El actual candidato federal del PRI, Christian Hernández Fuentes, titular del Registro Civil del Estado de Oaxaca durante el periodo de materialización del robo de identidad (2018-2020);
Carlos Cruz Benítez y Omar Hernández Medecigo, encargados del despacho del Departamento del Archivo Central del Registro Civil del Estado de Oaxaca (2017-2020);
Juan Gabriel Rodríguez Matus, Jefe de la Unidad Jurídica del Registro Civil,
Primer Oficial del Centro del Registro Civil del Distrito del Centro (2017-2019);
Segundo Oficial del Centro Registro Civil (2017-2019); y
Oficial de Tlacolula del Registro Civil del Estado de Oaxaca (2017-2019).
Así como Jorge A. Zárate Medina, director del Instituto Catastral del Estado de Oaxaca;
José Antonio Lara Rodríguez, Jefe de la Unidad Jurídica del Instituto Catastral;
Gilberto Gamboa Escobar, director del Instituto de la Función Registral del Estado de Oaxaca y
José Octavio Tinajero Zenil, Consejero Jurídico del Estado de Oaxaca.
Al las afueras de la Defensoría, los hermanos Gómez Conzatti y Martínez sostuvieron que “no se trata de un error, fue intencional y en el cambio de identidad y despojo están involucrados funcionarios del Registro Civil, Registro Público de la Propiedad y Catastro de Oaxaca”.
Ahora, dijeron, la Defensoría tendrá que emitir su resolutivo sobre el caso de robo de identidad, despojo, amenazas, desprestigio e intimidaciones contra los hermanos Herbé, Caleb y Ashmar Gómez Conzatti y Martínez, toda vez que se han violado sus derechos humanos por parte de instituciones y autoridades estatales.
También tendrá que determinar la competencia federal del caso y remitir el expediente de queja a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la cual deberá exponer la recomendación correspondiente.
Lo anterior porque entre las violaciones en el caso de los hermanos Gómez Conzatti se considera que las autoridades no acataron la orden de un Juez de Distrito que por tercera ocasión pidió a la actual directora del Registro Civil, Rosa Nidia Villalobos González, reinscribir y restituir su identidad a los hermanos Herbé, Caleb y Ashmar Gómez Conzatti y Martínez.
Pero en franco desacato se ha negado a hacerlo, a pesar de que incurre en responsabilidad.
Exigen al Registro Civil del Estado que realice las acciones administrativas para que de inmediato se reintegre su derecho humano a la identidad que ha sido afectado.
Y que el Instituto de la Función Registral del Estado de Oaxaca suspenda todo trámite que tenga como efecto realizar algún registro de transmisión de la propiedad enajenación o gravamen de los bienes inmuebles que les pertenecen en el Centro de la ciudad de Oaxaca.
Siempre y cuando no se realicen por ellos mismos, cuyo título de propiedad se encuentra inscrito en ese Instituto, hasta en tanto se resuelva la queja.
De igual forma, exigen al Instituto Catastral del Estado de Oaxaca que se abstenga de realizar cualquier acto o trámite de registro que tenga que ver con los bienes inmuebles propiedad de los hermanos Gómez Conzatti y Martínez.
Mientras que a la Fiscalía General del Estado de Oaxaca piden que investigue los delitos cometidos y sujete a proceso a las personas involucradas a fin de sancionar y obtener reposición del daño causado.
HISTORIA DE ROBO DE IDENTIDAD
Guadalupe Martínez Ramírez y sus hijos Herbé, Caleb y Ashmar Gómez Conzatti y Martínez afirmaron que a principios de septiembre de 2020 su abuela paterna Victoria Conzatti les comentó que le habían hecho llegar la información de la existencia de unas actas de nacimiento en las que supuestamente aparecían los nombres de:
Caleb Herculano López Martínez;
Herbé Cenobio López Martínez, y
Ashmar Nepomuseno López Martínez.
Con las mismas fechas de nacimiento que ellos.
Esa noticia les causó mucha incertidumbre por lo que decidieron buscar, con los nombres y fechas de nacimientos de los “usurpadores” en la página WEB del registro civil de Oaxaca y confirmaron que sí existían tales registros de nacimiento y el de ellos, es decir con los apellidos Gómez Conzatti y Martínez no arrojó resultados tras la búsqueda.
“Al solicitar la impresión de copias certificadas a nuestro nombre corroboramos que nos habían desaparecido del Registro Civil.
Entonces solicitamos el Amparo del Poder Judicial de la Federación y presentamos denuncia de hechos ante la Fiscalía General del Estado (FGEO), radicada con número 34584/FVCE/OAXACA/2020”.
“El amparo se turnó al Juzgado Segundo de Distrito, con número 575/2020, donde les fue concedida la Suspensión Definitiva para efectos de que nos re-inscribieran en los libros y sistemas del Registro Civil.
“No obstante, el jurídico de esta dependencia de forma temeraria se niega a acatar plenamente la resolución e insiste en que no procede nuestra re-inscripción en abierto desacato”.
Y es que “las actas de los quejosos fueron arrancadas físicamente de los libros de la 1ª y 2ª Oficialías del Centro, del Archivo Central, de las Bases de Datos y del Sistema del Registro Civil, así como de la Base Nacional”.
En la queja mencionan que “nuestros registros fueron borrados y con mismos datos (fecha de registro, foja y número de acta) dieron de alta 3 registros falsos a nombre de García Ruiz Amadeo, Carlos Morales Montes y Gabriel Peña Hernández”.
Sin embargo, “las Actas de estos tres nombres no existen en índices de ninguna oficialía ni del Archivo Central, razón por la que fueron dictaminadas falsas por la Fiscalía General de la República.
Las falsas actas fueron registradas en el Sistema del Registro Civil en los años 2017 y 2018 y cuentan con CURP registradas en los años 2018 y 2019.
Mientras que Herbé, Caleb y Ashmar Gómez Conzatti y Martínez, siguen apareciendo en los índices de la 1ª y 2ª Oficialía y en los del Archivo Central y sus CURP fueron registradas en 1998.
Aunque “el Registro Civil suplantó nuestra identidad con 3 registros falsos a nombre de Herbé Cenobio, Caleb Herculano y Ashmar Nepomuseno, todos de apellidos López Martínez, sin embargo en las oficialías (1ª y 2ª del Centro y la de Tlacolula) no existen registro en índices y según los índices del Archivo Central, los datos de registro pertenecen a otras personas presuntamente fallecidas (todo esto consta en Carpeta de Investigación).
Fue el 24 de mayo de 2021 cuando el 2º Juzgado de Distrito declaró nuevamente el incumplimiento de la Dirección del Registro Civil de Oaxaca a la Suspensión definitiva otorgada a los quejosos.
Y ordenó por tercera ocasión reconocer la identidad de los mismos, en los términos que han probado ostentarse de manera pública y privada desde su nacimiento.
Mientras todo lo anterior ocurría, entre el 11 y 25 de noviembre de 2020, el Instituto de la Función Registral del Estado de Oaxaca (IFREO) borró u ocultó los registros de las propiedades de los mismos 3 quejosos en Oaxaca; los días 25 a 27 de noviembre se hicieron consultas en el Sistema del IFREO, arrojando que no existían los números de folio de los inmuebles de los quejosos.
Sin embargo no se nos proporcionó ninguna constancia de ello, por lo que presentaron otra denuncia de hechos ante la FGEO, radicada con número 36943/FVCE/OAXACA/2020.
El 30 de noviembre de 2020 la FGEO realizó una inspección al Sistema del IFREO.
Verificó la inexistencia de los registros de los inmuebles de los quejosos, por lo que se promovió otro amparo radicado con número 832/2020 en el Juzgado 8 de Distrito.
Ante la presión de haber iniciado una carpeta de investigación y de un juicio de amparo, el IFREO afirmó que se había tratado de una falla técnica ocurrida el 30 de noviembre de 2020.
Sin embargo no aportó prueba alguna que evidencie la falla sino solo declaraciones.
Por otro lado, la FGEO -en su carpeta de investigación 36943/FVCE/OAXACA/2020- solicitó el 4 de diciembre de 2020, copia certificada del expediente de los inmuebles a nombre de Herbé Caleb y Ashmar, todos Gómez Conzatti y Martínez al Instituto Catastral del Estado de Oaxaca (ICEO).
Sin embargo, en franca resistencia, la Unidad Jurídica solicitó en dos ocasiones prórroga de plazo, tardando 28 días hábiles en dar contestación cuando la ley que la rige le impone la obligación de dar cumplimiento en 8 días hábiles y la FGEO le señaló plazos menores aún.
Así, el 27 de enero de 2021, José Antonio Lara Rodríguez, jefe de la Unidad Jurídica del ICEO, respondió que el último movimiento de las cuentas catastrales de los inmuebles ( 23120 y 38396) de los agraviados, correspondía a una compraventa, último movimiento realizado en el año 2011.

Con Información de Página 3