15
Mon, Aug

13 mujeres asesinadas en Oaxaca, 9 en el Istmo, reporta GESMujer

Oaxaca
Typography

Juchitán, Oaxaca.- (Cortamortaja) 4 de Febrero de 2022.- De acuerdo al monitoreo de violencia feminicida del Centro de Documentación del Grupo de Estudios sobre la Mujer “Rosario Castellanos” (GESMujer), en lo que va de los primeros 34 días del año, suman 13 mujeres asesinadas en las regiones del Istmo de Tehuantepec, Costa y Valles Centrales, encabezando la lista la región istmo con 9 asesinatos violentos de mujeres.


El reporte diario de la organización señala que en el presente sexenio han sido asesinadas en la región del istmo 135 mujeres, ocupando el primer lugar a nivel estatal con el mayor número de feminicidios, le sigue Valles Centrales con 134. Del 1 de diciembre del 2016 al 3 de febrero del 2022 se tiene contabilizado 595 mujeres asesinadas en las ocho regiones de Oaxaca.
Los 13 asesinatos de mujeres causa una profunda preocupación para GESMujer, por lo que considera que son un reflejo de la problemática que año con año se repite, varias de las mujeres habían sido reportadas como desaparecidas, lo que obliga a cuestionar la correcta aplicación del protocolo de búsqueda de niñas y mujeres desaparecidas, así como la falta de coordinación entre las instancias de procuración e impartición de justicia.
En el 46 % los cuerpos de las víctimas fueron localizados en sus casas, otro porcentaje sus cuerpos fueron encontrados en poblados lejanos, en un canal de agua o barranco, mujeres a quienes no solo les arrebataron la vida sino que en un acto de violencia machista y misógina abandonan sus cuerpos bajo el amparo de la impunidad que prevalece en Oaxaca.
Al concluir el 2021 e iniciar el 2022, dos mujeres embarazadas fueron víctimas de feminicidio, una de ellas en el istmo, fueron asesinadas de manera violenta y sus cuerpos fueron abandonados, lo que refuerza la urgencia de incorporar la perspectiva de género, tanto a nivel de identificación del nivel de riesgo de violencia feminicida que viven las mujeres durante el embarazo, dado que en esta etapa se agrava la violencia, así como en las carpetas de investigación por el delito de feminicidio.