07
Fri, May

Berendxinga - Cuélguense pero no se columpien

Opinion
Typography

Una verdadera desgracia la de algunos políticos que se cuelgan de la jornada de vacunación que lleva a cabo el gobierno federal. Las vacunas contra el COVID llegaron a pesar de las múltiples opiniones encontradas, sin distingo alguno son aplicadas a la población de los adultos mayores en los puntos previamente seleccionadas para tal fin, todo ha fluido correctamente sin incidentes mayores, sin embargo, algunos políticos sin perder tiempo, luego, luego buscan colgarse del programa, es una verdadera lástima su oportunismo, su deseo de obtener votos. Ahora resulta que todos o casi todos son obradoristas, a pesar de que siempre han criticado y despotricado en contra de Andrés Manuel López Obrador.


Que mejor oportunidad la de colgarse de un programa que en estos momentos es la más esperada y que se ve con ojos de salvación para tratar de sacar raja, pues esos políticos como persona y como propuesta no levantan, ni convencen a la población que ellos son la mejor oferta política.

Apropósito de ofertas políticas, las campañas que vienen realizando los candidatos a la Diputación Federal es una verdadera calamidad, hueca y sin propuestas. La cantaleta de que todos conocen los problemas de la región, es un estribillo que todos los candidatos han usado desde tiempos inmemoriales, sin embargo, a pesar de que todos conocen los problemas, los que llegan a la curul no lo resuelven, sí juntásemos todos esos triunfos, el distrito estaría viviendo en el primer mundo. Cuantos diputados han pasado y esas soluciones no llegan. Muchos de ellos son la voz de los pueblos en el Congreso y en funciones como legisladores, nunca suben a tribuna, no presentan iniciativas, son una verdadera máquina de cobrar, vivir campechanamente y holgadamente de los impuestos que el pueblo paga para que se den esos grandes lujos, al que muchos nunca pensaron tener trabajando honestamente.

La imaginación y la creatividad de los candidatos no da para más, se encuentran encerrados a la política tradicional añeja y rancia que desde hace muchos años se viene ejerciendo, las mismas propuestas, el mismo discurso, hasta las mismas canciones de la chirimía, nada nuevo.
Es muy lamentable que del universo de los partidos políticos que viven del presupuesto que les otorga el pueblo vía INE, unos cuantos son los candidatos que “hacen campaña”. Mientras que el resto, tras el argumento de no existir el presupuesto, agazapados y empelotados en sus casas, y el dinero que reciben los Partidos donde fueron a parar, que ranchos o casa están construyendo.

La obligación de votar es un derecho de todos los mexicanos, pero la designación de los candidatos es de los partidos políticos, acá el dicho popular “el que paga manda” no cuenta, por que el voto ciudadano es solo para cumplir y con el protocolo que la elección fue democrática, participativa y el pueblo eligió, nada más falso que la misma historia que ahora si va el cambio.