18
Mon, Oct

Retoma río Los Perros su cauce original en Xadani.

Opinion
Typography

Durante la verificación de daños ocasionados por la lluvia severa en el río Las Nutrias, el día 16 de junio del año en curso, la Comisión integrada por Nelson Henestrosa Zárate, Residente Regional de la CONAGUA; Jesús Esteva Aquino, presidente del Comité Ciudadano "Xadaneño", filial del Grupo Social Tona Taati'; y Tomás Chiñas Santiago, Coordinador del Comité de Cuenca del Río Los Perros, pudo constatar que en la jurisdicción de Santa María Xadani, en el paraje de Facundo, ubicado entre los pasos León Tecu y Paso Chiyu Cone', en la zona de Punta Palmar, el afluente retomó su cauce original.

Históricamente, la desembocadura del río a la laguna Superior era por los humedales de Paso Liina', de Santa María Xadani. Debido a la falta de atención, el cauce se fue azolvando, hasta cerrarse completamente, abriendo un nuevo cauce para desembocar en el estero Che Gayo, cerca de Playa San Vicente.

Las fuertes avenidas provocadas por los escurrientos de la cuenca alta de este río, a causa de la lluvia severa presentada el miércoles 16 de junio del año en curso, el río Las Nutrias retomó su cauce original a la altura del predio conocido como De Facundo, provocando inundaciones a una gran superficie de cultivos agrícolas.

Por ello, el Comité de Cuenca del Río Los Perros, que coordina Tomás Chiñas Santiago, hace un llamado a Protección Civil Municipal y a los habitantes de Juchitán de Zaragoza, para que adopten medidas preventivas urgentes, ya que muchas familias están asentadas en zonas de riesgo al invadir la zona federal de este afluente. Considerando que la naturaleza es impredecible, es necesario que se revisen posibilidades de reubicación de estas familias, ya que ante alguna eventualidad mayor, el río puede reconocer su cauce normal.

Recuerden que en Acapulco y en la Ciudad de Monterrey, hace varios años, sus respectivos ríos retomaron su cauce original causando severos daños al patrimonio y a la integridad física de los habitantes que lo habían invadido.

Más vale un grito a tiempo que cien a destiempo.