19
Thu, Sep

Maravilla Paco Ignacio Taibo II con charla en la Feria Regional del libro, en Juchitán

Istmo
Typography

Juárez no era sólo el hombre rígido de las fotos, era también un gran bailarín, señaló el escritor y Director del Fondo de Cultura Económica, Paco Ignacio Taibo II, y con datos, expresiones poco solemnes como ésta, durante dos horas mantuvo la atención del numeroso público que asistió al séptimo día de actividades de la Feria del libro “Víctor de la Cruz”.


Este jueves por la tarde, durante la esperada “Charla sobre la Intervención francesa en México y en el Istmo”, llevada a cabo en el foro de la Feria, Taibo platicó sobre su libro Patria III, que relata las conexiones entre la Reforma y el fusilamiento de Maximiliano de Habsburgo

Escritor, político y fundador de Para Leer en Libertad, AC, proyecto cultural de fomento a la lectura y de divulgación de la historia de México, y en su postura de profesor, fiel a su idea de que la historia es un arte narrativo, comenzó diciendo que el sentido de la historia es contarla al sujeto.
Al narrar acerca de la intervención francesa, desde la primera batalla de puebla donde se sufrió la derrota, hasta la batalla triunfal de Querétaro, donde Maximiliano fue capturado, Taibo II maravilló con su espléndida narrativa a los cerca de 200 asistentes al evento.

PacoTaibo2

Acerca de la Batalla del 5 de mayo, desmintió la historia oficial diciendo que tras sus once años de investigación y escritura de los tres volúmenes de “Patria”, había encontrado que la victoria no fue de los zacapoaxtlas, sino de la gente de Tetela de Ocampo.
Habló del Juárez rígido de las fotos que realmente no era rígido, sino que era un gran bailarín que en su huida hacia el norte en 1863, fue invitado en Chihuahua por las damas liberales a un baile en su honor, donde danzó por once horas pasodobles, habaneras y otros ritmos cadenciosos de la época; “somos los orgullosos hijos de un Juárez bailarín”, dijo Taibo.

El ejército de oriente, mencionó, contaba con un batallón de oaxaqueños liderado por Porfirio Díaz, en los que se incluían los lanceros de Juchitán, y extendió hacia el público las enormes palabras de Zaragoza del 5 de mayo: “Tenemos enfrente al mejor ejército del mundo, pero ustedes son los mejores hijos de México”.
Así, desgranando detalles, Paco Ignacio Taibo II encantó al público que se llevó de él, de sus emocionadas palabras, el regreso a los días en que los abuelos contaban la historia regional con una elocuencia que jamás se ve en las clases de historia de las aulas grises.

Al final de la charla, los asistentes le hicieron preguntas sobre su postura política y sus libros, así mismo le agradecieron su presencia en este pueblo e hicieron una larga fila para que el gran narrador de la historia de México pudiera firmarles el bonche de libros que llevaban.